Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

15 Abr 202119:45

Adolfo Domínguez cierra su ‘flagship’ en Santiago tras vender el inmueble

La compañía gallega ha bajado la persiana de su establecimiento en la Rúa da Senra, después de cerrar el que tenía en la calle Curros Enríquez. 

20 Mar 2017 — 10:01
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Adolfo Domínguez sigue reorganizando su red comercial. La compañía ha bajado la persiana de su flagship store en la rúa da Senra, su establecimiento más antiguo en Santiago de Compostela. El cierre se produce después que el grupo clausurara otra de sus tiendas en la calle Curros Enríquez, limitando su presencia en la ciudad a El Corte Inglés y una tienda dedicada a la línea U.

 

El cierre de la tienda de Rúa da Senra se produce después de que Adolfo Domínguez vendiera el local, como ya hizo con su establecimiento de Paseo de Gracia, en Barcelona. La razón tanto del cierre de Senra como el de Curros Enríquez se debe a la falta de atractivo comercial de la zona, según La Voz de Galicia.

 

En los nueve primeros meses del ejercicio, la empresa registró un resultado neto negativo de 12,3 millones de euros, frente a los 16,9 millones de euros del mismo periodo del año anterior. Sin embargo, la empresa incrementó su facturación por primera vez en nueve años, con un alza del 1,4%, hasta 73,05 millones de euros.

 

Publicidad
Comentar
Compartir
...