Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Sep 201816:47

h Back Stage

Yonatan Bursztyn (Totto): “Para ser una empresa global hay que producir en mercados competitivos”

El fundador y director general de la empresa colombiana de mochilas y accesorios repasa más de veinte años de trayectoria en los que ha logrado ser la empresa nacional con mayor proyección en el extranjero. 
24 Ene 2018 — 16:50
María Bertero . Medellín
Temas relacionados
Me interesa

Yonatan Bursztyn

 

 

Yonatan Bursztyn es el fundador y director de Totto, la compañía colombiana con más puntos de venta en el mundo. Especializada en mochilas, maletas y accesorios, la empresa comenzó su expansión internacional a principios de los años noventa y cuenta actualmente con más de 610 tiendas en Latinoamérica, Europa, Oriente Medio y África. Totto tiene un objetivo claro: ser una compañía global con presencia en todo el mundo. 

 

 

Pregunta: ¿Cómo se ha convertido Totto en una marca global?

Respuesta: Es un proceso, un sueño escalonado de primero ser una marca regional, después latinoamericana y ahora estamos en camino de ser una marca global. Esto va acompañado de una estrategia como marca, producto e innovación y poder entender que para ser global tiene que estar al lado de los líderes globales. Teníamos muchas mañas que tuvimos que abandonar para ser un jugador global y mostrar que la empresa es única.

 

P.: A muchas compañías colombianas de moda les cuesta dar el salto fuera de Latinoamérica por el tallaje y la estacionalidad. ¿Es imprescindible especializarse en un nicho para saltar a otros continentes?

R.: Sin duda. Nuestro core business es un producto sin tallaje y eso lo vuelve más sencillo. Pero la verdad es que todos los negocios tienen sus retos, el tallaje y las colecciones cambiadas es un hándicap para las compañías de moda pero con un buen plan de negocios lo pueden superar.

 

P.: ¿Tuvieron que adaptar las colecciones para llegar a Europa?

R.: No hay diferencia de tallas, pero sí de gustos. Hay mercados en los que prefieren bolsos mucho más grandes, estampados o colores más estridentes, también hay países más minimalistas en donde nos tuvimos que ajustar.

 

 

 

 

P.: El primer mercado en el que se expandieron fuera de Latinoamérica fue España, ¿qué diferencias hay entre el consumidor latino y el europeo?

R.: Entramos a un país que nos ha enseñado mucho porque tiene estaciones, cuando Colombia y la mayoría de los países en los que operamos no. También tuvimos que aprender que a no todo el mundo le gustan los colores como nos gustan en los climas cálidos.

 

P.: Al ser un producto tan vinculado al colegio, ¿notan mucho la diferencia entre épocas valle y pico? ¿Se ha moderado en los últimos años?

R.: En los inicios de la empresa, teníamos épocas en las que vendíamos muy poco fuera de la temporada escolar. Entonces, empezamos a diversificar con prendas de vestir, después lo integramos y formamos nuestro concepto de mochilas y maletas, con la ropa como accesorio, al revés de lo que sucede en las empresas de moda.

 

P.: ¿Se puede ser una compañía 100% colombiana produciendo en maquila asiática?

R.: Es algo que nos critican mucho. La verdad es que producir localmente no nos va a dar valor agregado, pero construir una marca es lo único que nos genera permanencia. Tenemos que producir en mercados competitivos para ser una empresa global, aunque eso implique no fabricar en Colombia.

 

 

 

 

P.: En un sector como el de los bolsos y accesorios, ¿es obligatorio subirse a la ola del fast fashion?

R.: En accesorios no es tan necesario. Normalmente, las marcas producen una una sola colección y nosotros hacemos dos desde nuestros inicios. No existe en maletines la necesidad de tener que producir de manera acelerada, pero son procesos que nos estamos replanteando. Si somos capaces de seguir el modelo fast fashion, vamos a poder acercarnos a la personalización del producto porque vamos a fabricar menos unidades iguales, pero con más diseños en menor números de cantidad.

 

P.: ¿Qué peso tiene para Totto el canal online? ¿Cree que el ecommerce puede llegar a transformar el retail en Colombia, como lo ha hecho en Estados Unidos?

R.: Nosotros trabajamos en el canal online desde hace muchos años, pero Colombia aún está lejos de alcanzar un nivel de desarrollo y madurez en cuanto a ecommerce. La baja bancarización de los consumidores latinoamericanos continúa siendo el mayor freno para el desarrollo de las compras online, sumado a la desconfianza en estos canales. Tenemos que seguir rompiendo estos esquemas para que sea un mercado significativo para la empresa.

 

P.: ¿Qué le recomendaría a una empresa colombiana de moda que quiera internacionalizarse como lo ha hecho Totto?

R.: La moda es un negocio muy diferente al nuestro porque es muy complejo, con mucha rapidez y a grandes volúmenes. Lo que si les diría es que si van a ir al exterior tienen que ser diferentes. Para mostrar lo que otras marcas ya hacen y además lo hicieron antes, que mejor se queden en sus mercados locales. Hay que trabajan en innovación y procesos que hagan única a la marca para poder diferenciarse.  

Publicidad
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...