Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Nov 201717:50

h Back Stage

Primark, Kiabi y Alcampo: vestido de la cabeza a los pies por menos de 20 euros

Principalmente situadas a las afueras de las grandes ciudades o dentro de complejos comerciales, las cadenas de moda de bajo coste se han convertido en las preferidas para la mayoría de las familias españolas...
06 Oct 2014 — 04:45
C. Pareja/ S. Riera/ S. García
Compartir
Me interesa

Principalmente situadas a las afueras de las grandes ciudades o dentro de complejos comerciales, las cadenas de moda de bajo coste se han convertido en las preferidas para la mayoría de las familias españolas. La irlandesa Primark, las francesas Kiabi, Alcampo o Decathlon, o la española Lefties son ya las primeras opciones de los consumidores que buscan moda a precios competitivos.

 

Primark, cadena irlandesa propiedad del grupo Associated British Foods, fue una de las protagonistas de la semana pasada al convertirse en la primera cadena de moda de España por número de compradores, según datos de Kantar Worldpanel. La compañía ha seducido en lo que va de año a un total de 6,6 millones de compradores, desbancando así a Zara de la primera posición.

 

El desarrollo de los capitanes de la moda low cost se da en un contexto especialmente propicio por factores macroeconómicos y, también, porque en el sector les han dejado espacio libre para crecer. Zara, por ejemplo, ha decidido dejar atrás su imagen de marca de bajo coste para elevar su posicionamiento y, por ende, sus precios.

 

En España, los precios de la moda llevan más de diez años de bajadas o subidas anémicas. De hecho, los productos de moda (agrupados en uno de los doce epígrafes que componen Índice de Precios al Consumo o IPC, indicador que mide la inflación o subida de precios) suben por debajo de la inflación desde 2003.

 

Con alto desempleo, contención de los salarios y caída general de la rentas, los españoles han decidido durante la crisis recortar drásticamente su gasto anual en moda. En 2013, por ejemplo, el gasto medio por persona en artículos de vestir y calzado fue de 532,16 euros, frente a los 727,28 euros de 2008.

 

¿Quiénes son los reyes del low cost en España? ¿Cómo seducen a los consumidores? ¿En qué se diferencia su oferta del resto de competidores? Y ¿quién tiene la etiqueta más barata? Tres dependientes para 2.000 clientes, montones de ropa desordenada, carteles gigantes con precios de derribo y tendencias para todos los públicos. Son el indicador inequívoco de que se está hablando de un establecimiento de la nueva generación de moda low cost.

 

 

 

PRIMARK: vestido de la cabeza a los pies por 18,5 euros

 

 

 

Primark se ha convertido en uno de los últimos fenómenos de la moda internacional. Con una red de distribución en España formada por 40 establecimientos en el mercado español, Primark finalizó el ejercicio 2013 (concluido en agosto de dicho año) con una cifra de negocio de 714,19 millones de euros en España, lo que supuso un crecimiento del 40% respecto al ejercicio precedente

 

El precio inicial que Primark pone a sus prendas es bajo, pero las ofertas y las promociones que lleva a cabo a lo largo de toda la temporada atraen la mirada de curiosos que entran a sus tiendas para mirar y acaban saliendo por la puerta con bolsas llenas de prendas. Todo ello sin utilizar la palabra rebajas.

 

Un hombre puede encontrar en las tiendas de la cadena irlandesa camisetas de manga larga a 3 euros y pantalones a 6 euros. Para completar el look, el consumidor puede hacerse con un par de zapatos por 8 euros, un pack de cinco calcetines por 2,5 euros (la unidad sale a 0,50 euros) y un pack de siete calzoncillos por siete euros (la unidad sale a un euro).

 

En Primark, como en la mayoría de conceptos que apuesta por el bajo coste, el más pequeño de la casa también puede salir vestido: camiseta de manga larga a 2,5 euros; pantalón a 4 euros (6 euros si es un vaquero) y un par de zapatos por 6 euros. La ropa interior de la cadena irlandesa tampoco tiene competencia: siete calcetines a 2,5 euros (0,35 euros la unidad) y pack de siete calzoncillos a 3,5 euros (la unidad sale a 0,50 euros).

 

 

 

 

KIABI: padre e hijo, vestidos por 37,65 euros

 



La cadena francesa Kiabi también ha sabido encontrar su hueco en el mercado español y convertirse en una de las referencias cuando se habla de moda de bajo coste. Además, en el último año la compañía ha hecho un gran esfuerzo por elevar su presencia en España, con la puesta en marcha de nuevas tiendas, una nueva estrategia que contempla instalarse en centros comerciales más cercanos a la ciudad y la puesta de largo de un nuevo concepto.

 

Kiabi, que cuenta con 55 establecimientos en toda España, registró en 2013 una cifra de negocio a nivel global de 1.421 millones de euros, un 5% más que el año anterior.

 

Situados a las afueras de las grandes ciudades, sus establecimientos se han convertido en lugares de peregrinaje para familias enteras que buscan vestir a todos y cada uno de sus miembros. Sus precios son tan competitivos que un padre y un hijo pueden salir de la puerta del establecimiento con dos looks completos por menos de 40 euros. (*La ropa interior y los calcetines se venden en packs)

 

 

 

 

ALCAMPO: pan, huevos, azúcar y un ‘look’ completo por menos de 30 euros

 


 

Aunque no solían ser la primera opción de las familias, las grandes superficies como Alcampo o Carrefour siempre habían contado con una oferta reducida de moda para toda la familia. Pero ahora todo ha cambiado. Las familias acuden a este tipo de complejos para hacer la compra del mes y, además, comprar las prendas de moda más básicas para el día a día.

 

Entre los artículos de alimentación, droguería y decoración para el hogar se encuentran las colecciones de moda de Alcampo. La compañía francesa se ha posicionado, junto a Carrefour, como una de las principales competencias de cadenas de bajo coste como Primark, Kiabi, Lefties o Decathlon. De este modo, la oferta de moda del hipermercado francés puede ofrecer un look completo a un padre y un hijo por 44,02 euros. (*La ropa interior y los calcetines se venden en packs)

 

 

 

 

LEFTIES: la alternativa de Inditex para vestir al español por menos de 34 euros

 

 

 

Zara, Massimo Dutti, Berhska, Stradivarius o Pull&Bear pasaron a mejor vida para el consumidor que más ha notado la crisis económica en su bolsillo. Ahora, Lefties se ha convertido en la solución más económica que el grupo Inditex ofrece al español que quiere vestirse gastando poco.

 

Lefties compite en la franja más baja del mercado, donde se enfrenta con el grupo irlandés Primark, la francesa Kiabi o la española Shana. La oferta de Lefties ha evolucionado durante los últimos años y, aunque comenzó su andadura como un outlet de Zara, actualmente cuenta con un equipo de diseñadores y compradores propio.

 

La cadena, de la cual Inditex no ofrece datos de facturación, cuenta ya con una red de distribución de 105 establecimientos en España y Portugal.

 

Con mucho más énfasis en los precios que cualquier otra cadena del gigante gallego, Lefties ha conseguido mantener unas etiquetas que continúan atrayendo al consumidor: 33,17 euros para un look formado por camiseta de manga larga, pantalón, calzado y ropa interior para el adulto y 23,26 euros para un look completo de niño. (*La ropa interior y los calcetines se venden en packs)

 

 

 

 

DECATHLON: ‘armario en forma’ por menos de 35 euros

 


 

Más allá del equipamiento deportivo, Decathlon es desde hace años una opción interesante para un determinado perfil de consumidor que compra ropa en España.

 

Los datos demuestran el éxito de la empresa en España. La compañía de distribución de artículos deportivos, propiedad del grupo Oxylane, concluyó el ejercicio 2013 con un incremento del 3,36% en su cifra de negocio en España, pasando de los 1.338 millones de euros obtenidos en 2012 a los 1.383 millones de euros alcanzados el año pasado. 

 

Culpa de sus buenos resultados lo tienen las familias que, en plena operación de vuelta al cole, saturan sus pasillos buscando prendas cómodas, y económicas, para sus hijos. Los mayores también han encontrado en Decathlon un aliado de bajo coste para comprar su ropa de hacer deporte o básicos que se renuevan temporada tras temporada. Un hombre puede encontrar un look completo por  34,34 euros, mientras que el más pequeño de la casa saldrá vestido de Decathlon por 30,26 euros (sin contar con la ropa interior, ya que la cadena no ofrece este tipo de productos para niños).

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...