Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Nov 201715:43

h Back Stage

Lucas Carné y José Manuel Villanueva, una década cambiando el ecommerce

Los fundadores de Privalia completaron en 2016 una operación corporativa que ha modificado el mapa del ecommerce de moda en Europa.

31 Dic 2016 — 10:51
A. Pijuán
Especiales relacionados
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Lucas Carné y José Manuel Villanueva, una década cambiando el ecommerce

 

Lucas Carné y José Manuel Villanueva han sido finalistas de El Protagonista del Año 2016. Los empresarios han sido reconocidos por haber protagonizado una de las principales operaciones corporativas del año, que tendrá impacto en el negocio europeo del ecommerce de moda.

 

Se ha cumplido una década desde que Lucas Carné y José Manuel Villanueva fundaron Privalia en 2006, y estos diez años es lo que les ha bastado para conseguir crear una plataforma de ecommerce con tal potencial que ha seducido a Vente Privee, que se hizo con la empresa española el pasado abril en una de las principales operaciones corporativas del año.

 

En 2006, no obstante, el ambiente no era tan propicio. Carné y Villanueva trabajaban como consultores en Bain&Co en el momento en que vieron un filón en el outlet online, un modelo de negocio que había comenzado a ganar peso en Europa, especialmente entre las nuevas generaciones. Al calor de este modelo, del que fue pionero Vente Privee en Francia, surgieron compañías como Privalia o BuyVIP. La apuesta de Carné y Villanueva, no obstante, fue arriesgada, dado que el ecommerce y el negocio de las puntocom aún despertaban cierta reticencia en España.

 

En sus diez años de trayectoria, Privalia diversificó con la venta de viajes e incluso se atrevió con la distribución de moda a precio completo. La empresa también realizó algunas inversiones que no resultaron acertadas, como los 3,7 millones de euros en su primera plataforma logística (de la que prescindieron al poco tiempo tras decidirse por externalizar su gestión), o la adquisición del grupo alemán Dress For Less en 2011 por unos 200 millones de euros, que pusieron a la venta en 2015.

 

 

 

 

Al margen de estas operaciones, Privalia consiguió cerrar hasta siete rondas de financiación, con lo que su capital quedó repartido en un 6% para cada uno de los fundadores y el resto se dividió entre grupos inversores como Pentavest, Insight, Nauta Capital, Sofina, Highland y General Atlantic, principal accionista de la compañía.

 

La empresa, que estuvo a punto de dar el salto al parqué en 2011, no dejó de verse envuelta en posibles rumores de venta, aunque en ninguno de sus ejercicios había conseguido alcanzar la rentabilidad. En 2014, la compañía aún registraba unas pérdidas de 126 millones de euros, un resultado que Privalia atribuyó a su intensa estrategia de  expansión, sobre todo en Brasil y México. Pese a ello, Privalia logró finalmente entrar en beneficios en 2015 y en 2016 consiguió despertar el interés de la plataforma de ecommerce Vente Privee. El grupo galo desembolsó 444 millones de euros para hacerse con Privalia, en una operación que representó la salida de los inversores que habían apostado por la empresa desde su fundación.

 

Para Vente Privee, la compra de Privalia se produjo en el marco de una estrategia de compras con la que el grupo galo está expandiendo su negocio en Europa y con el que está desembarcando en nuevos mercados como Dinamarca, Polonia o, en el caso de Privalia, en Latinoamérica.

 

La integración de las dos compañías fue muy rápida. Vente Privee cedió a Privalia la dirección de España y fusionó las estructuras comerciales de ambos grupos, que quedaron divididas en ocho nuevos departamentos comerciales. El grupo galo también remodeló su cúpula directiva en España y nombró a Albert Serrano Pons, que formaba parte del equipo directivo de Privalia desde 2010, nuevo director general para el país.

 

El nuevo grupo siguió la misma estrategia en Italia, con la designación de Valentina Visconti, directora general de Privalia en el país, como máxima responsable del mercado. La adquisición también permitió a Privalia despegar en Latinoamérica, donde consiguió aumentar su facturación un 19,6%, hasta 162,4 millones de euros. Lucas Carné y José Manuel Villanueva permanecen al frente de la empresa.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...