Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

14 Dic 201716:13

h Back Stage

España, estancada: el país se aleja de Europa en innovación y preparación tecnológica

Desde 2015 hasta la fecha, España ha caído cinco puestos en la clasificación de los países más innovadores del mundo, según el ránking del Foro Económico Mundial. Pese a ello, el país ha mejorado su capacidad de atraer talento y al capital riesgo.
27 Nov 2017 — 04:57
Amelia Pijuán
Compartir
Me interesa

España, estancada: el país se aleja de Europa en innovación y preparación tecnológica

 

 

España pierde fuelle en el campo de la innovación ante el avance del resto de países europeos. Pese al creciente uso de tecnologías como el big data en el entramado empresarial del país, la multiplicación del número de start ups o la entrada de nuevos players tecnológicos, España se ha estancado tanto en innovación como en preparación tecnológica.

 

En el último informe de Competitividad Global 2017-2018 elaborado por el Foro Económico Mundial, España se situaba en la posición 42 en el ránking de innovación, segmento en el que tres años atrás ocupaba el puesto 37. Una caída similar se refleja en la clasificación en función de la preparación tecnológica de cada país: pese a que España se encuentra en una posición avanzada (28), en 2015 y en 2016 se mantenía firme en el puesto 25.

 

Suiza, Luxemburgo, Reino Unido, Suecia, Francia o Estados Unidos son algunos de los países que adelantan a España en preparación tecnológica. El país continúa en el top 30 del ránking global, y su nota aumenta año a año, pasando del 5,4 al 5,7 en 2017, pero el avance del resto de países le está relegando en la clasificación. En el caso de la innovación, también superan al mercado español países como Islandia, Portugal, Estonia, Malasia, Qatar, Azerbaiyán, Kenia o Sudáfrica.  

 

 

 

 

La poca capacidad de innovación es, de hecho, uno de los principales problemas que frena la evolución de las empresas españolas, según el Foro Económico Mundial. Por delante se encuentra la ineficiencia de la burocracia gubernamental del país, las tasas impositivas y las restrictivas regulaciones laborales.

 

España aprueba rascado en materias fundamentales como el grado de colaboración entre las compañías y las universidades, que se erige como una de las tareas pendientes del sector digital, o en la inversión en investigación y desarrollo (I+D), que según los últimos datos de la Fundación Cotec alcanzó 13.172 millones de euros en 2015. Suspende, en cambio, en la capacidad del Gobierno de fomentar la innovación, con 3,1 puntos sobre siete.

 

Año a año ha ido disminuyendo también la disponibilidad de los ingenieros y científicos en Españalo que va acorde con la escasez de talento que denuncian algunos empresarios de la industria digital en el país. Por otra parte destaca la mejora de la calidad de los centros de I+D, lo que posiciona al mercado español en el puesto 38 del ránking global, y el registro de patentes en el Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT, por sus siglas en inglés), por el cual España lidera la vigesimoquinta posición.

 

 

 

 

La adopción tecnológica de las compañías españolas, en stand by

Los datos del Foro Económico Mundial también señalan que la adopción tecnológica de las empresas españolas se mantiene en stand by. Si en 2016 España se clasificaba en la 53 posición, en 2017 repite posición pero su puntuación baja del 4,7 al 4,6 (sobre siete). El último informe del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (Ontsi), de hecho, señala que el 80% de las pequeñas y medianas empresas (pymes) de España no usaba ningún tipo de solución de cloud computingPor otra parte, apenas el 23,4% de las compañías apostó por formar a sus trabajadores en competencias digitales.

 

Otros factores en los que España ha dado un pequeño paso atrás en comparación con 2016 es en la disponibilidad de las últimas tecnologías y en la entrada de tecnología por la inversión extranjera, materias en las que el país obtiene una puntuación en 2017 de 5,4 y 4,9, respectivamente. El año anterior, la puntuación fue de 5,5 y 5.

 

En el sentido contrario, España continúa destacando por su grado de conectividad, posicionándose en el puesto 26 en el ránking de usuarios de Internet. En 2017, el 80,6% de los españoles tenía acceso a la Red, frente a un 78,7% en 2016 y un 76,2% en 2015. Uno de los indicadores que se ve directamente afectado por el incremento de los usuarios de Internet es el del acceso de las escuelas a Internet, con el que España escala de la posición 63 a la 46 entre 2016 y 2017.

 

 

 

 

Más talento y más dinero para las start ups españolas

La parálisis de España en cuanto a innovación en comparación con Europa se ve atenuada por el avance del país en materia de negocios. De los últimos datos del Foro Económico Mundial se extrae que el mercado español mejoró en todos los indicadores relativos a las compañías, desde el número de días para empezar un negocio, hasta la capacidad de atraer y retener talento, pasando por la atracción de la inversión de capital riesgo por parte de las start ups.

 

Respecto a este último aspecto, los últimos datos disponibles de Startupxplore señalan que las start ups españolas recibieron 845 millones de euros de financiación en 2017 y que, por primera vez, el porcentaje de la inversión procedente de firmas españolas fue superior a la de los inversores internacionales.

 

Teniendo en cuenta las estimaciones de la Asociación Española de Capital Crecimiento e Inversión (Ascri), las start ups españolas levantaron más de 1.600 millones de euros entre 2012 y 2016 por parte de fondos de venture capital. Sólo en 2016, la inversión se situó en 402,8 millones de euros.

 

 

 

 

La capacidad de las start ups del país de atraer financiación del venture capital le valió a España el ascenso de la posición 41 a la 37 entre 2016 y 2017. En 2015, el mercado español se situaba en el puesto 69 y, el año anterior, en el 100.

 

Las start ups del país, que ascienden a más de 3.000 empresas, se han beneficiado de la reducción de días que se necesitan para poner en marcha un negocio en España. Según el estudio, en 2017 se necesitan cerca de 13 días para que una compañía esté operativa, un día menos que el año anterior y diez días menos que en 2014.

 

¿España es capaz de retener talento? Desde el Foro Económico Mundial consideran que el país aún suspende en esta materia (que la relega al puesto 77 con una nota de 3,3), aunque mejora año a año. Un año antes se situaba en el puesto 82 y, en 2015, en el 82. El mercado español también mejora su capacidad de atraer talento, subiendo de la posición 83 a la 76 en 2017, aunque no alcanza el aprobado ningún año.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

1 comentarios
Miguel
27 Nov 2017 — 12:53
El Ranking (extracto) de Inversores de Seed & Venture Capital (SVC), clasificado por número de operaciones realizadas por Operadores de Capital Riesgo en compañía españolas, puede encontrarse en el siguiente enlace: http://www.recari.es/ranking.php?of=2
...