Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Jun 201917:32

Publicidad

De las redes sociales a Alexa: las nuevas tiendas de la moda

Más allá de los avances en retail en cuanto a la introducción de tecnología en el punto de venta, en los últimos años han aparecido nuevos canales de venta dispuestos a revolucionar el modo tradicional de funcionamiento del sector.

31 May 2019 — 04:47
C. Juárez
Compartir
Me interesa

De las redes sociales a Alexa: las nuevas tiendas de la moda

 

 

La digitalización ha llegado al sector para quedarse. Durante todo el año, Modaes.es publicará una serie de reportajes, patrocinada por Facebook, que analiza cómo varias transformaciones tecnológicas han generado nuevas formas de funcionamiento de las empresas de moda y, especialmente, nuevas formas de relación con el consumidor en el nuevo entorno omnicanal, donde entran en juego tecnologías como Internet, la telefonía móvil, Internet de las cosas, las redes sociales o el big data.

 

“Alexa, quiero unas botas negras”, “Google, busca un vestido de fiesta en Zara”, “Siri, mira cuántas tiendas de Uniqlo hay cerca”. Amazon, Google, Apple, Facebook o Instagram han transformado los canales tradicionales de venta de moda y desarrollado nuevas alternativas en la Red para conquistar a las nuevas generaciones de los clientes, especialmente los millennials y la Generación Z.

 

A medida que la tecnología ha ido apoderándose del espacio comercial y los universos online y offline se han unificado, el sector ha entrado de lleno en una nueva era en la que no hay vuelta atrás. Hoy la tecnología digital cambia las reglas del juego.

 

Muchas empresas del sector, en gran medida las que operan online, han apostado por introducir nuevas alternativas al proceso de compra, adaptando sistemas a su oferta con el objetivo de ir más allá en la experiencia de compra del cliente.

 

De hecho, el ecommerce ya se considera como canal tradicional, según apunta el informe Tech Trends 2019 de Deloitte. El online ha dejado de ser un elemento disruptor y ha cedido el puesto a nuevos canales que han transformado el proceso de compra.

 

 

 

 

En ese sentido, la llegada de nuevas herramientas digitales como la inteligencia artificial, el big data o el Internet de las Cosas han potenciado la creación de nuevos canales de venta como el conversational commerce, la venta a través de las redes sociales o robots que realizan las compras de conveniencia.

 

Uno de los nuevos sistemas que se postula como más disruptor es el conversational commercedefinido como una tecnología autónoma basada en la inteligencia artificial que permite a los compradores online comunicarse con la marca a través de un chat o un interfaz de voz.

 

De hecho, un estudio de Business Insider revela que el 51% de los consumidores estadounidenses utilizan este canal para la búsqueda de productos, por lo que las empresas están incorporando la posibilidad de ofrecer la compra final.

 

“La innovación es ahora invisible”, explica Sylvain Jauze, directivo de Cegid, una empresa especializada en software para la gestión de retail. “Y la voz se ha convertido en el canal del futuro del sector”.

 

 

 

 

La dinámica del conversational commerce permite que todo tipo de plataformas virtuales, desde redes sociales como Facebook o Twitter, hasta comercios electrónicos, establezcan su propia interfaz personalizada y hagan posible que el consumidor pueda ir de compras manteniendo una conversación con la marca.

 

Algunas empresas del sector han sumado esta posibilidad a sus modelos de venta. Es el caso de Asos con el lanzamiento de Enki, un altavoz que permite comprar a viva voz artículos de hasta seis categorías de productos de ropa masculina y femenina. Sin embargo, el pure player no ha desarrollado del todo este sistema, que está disponible por ahora sólo en Reino Unido y Estados Unidos.

 

Otro de los grupos del sector que también ofrece la posibilidad a sus consumidores de comprar a través de la voz es Zalando con la alianza con Google Assistant. Amazon, por su parte, fue de los pioneros en el desarrollo de este sistema con la creación de Alexa, que, entre otras cosas, permite realizar compras en la plataforma del grupo mediante una conversación.

 

El propósito de las empresas con la apuesta por el conversational commerce es personalizar la experiencia del cliente, adaptar las ofertas a su gusto y fomentar la relación con los consumidores.

 

 

 

 

Según la mayoría de los expertos, este sistema brinda una oportunidad a las empresas para abrir una vía directa de comunicación con los clientes en tiempo real con el objetivo de extender su relación más allá de la propia compra. Sin embargo, este canal todavía no está muy desarrollado ya que “las empresas todavía no han invertido los suficientes recursos en las nuevas tecnologías”, señala Jauze.

 

 

Más allá del ‘like’

Otros de los nuevos canales de venta que han aparecido en el sector en los últimos años son las redes sociales. Desde el pasado marzo, por ejemplo, es posible adquirir a través de Instagram productos de Zara, H&M, Adidas, Uniqlo, Nike, Dior, Michael Kors, Prada o Mac Cosmetics.

 

Es la primera vez que la red social permite a compañías de moda vender ropa a través de su plataforma, ya que hasta ahora se redirigía a los usuarios al sitio web de la página en cuestión a través de la funcionalidad Instagram Shoppable, que también permite a las marcas etiquetar productos.

 

Aunque la compra a través de Instagram sólo es posible en por ahora Estados Undios, el proceso consiste en que los usuarios pueden hacer click encima del producto en el que estén interesados y acceder a un menú para seleccionar talla y color. Finalmente, para completar la operación los clientes tienen que rellenar un formulario con sus datos de dirección y método de pago.

 

 

 

 

Además de Instagram, Facebook y Twitter también permiten realizar compras a través de la red social. Twitter dio el paso en 2014 a través de una alianza con Amazon que permitía comprar productos del grupo mediante su plataforma una vez que los usuarios hayan coordinado las respectivas cuentas.

 

Facebook también da la posibilidad a sus usuarios de realizar compras sin redirigirse a otro sitio web. La aplicación, que está preparando el lanzamiento de su propia moneda virtual, permite a los usuarios de Estados Unidos realizar compras de compañías vinculadas a través de a la red social.

 

En paralelo, WhatsApp, que cuenta con más de mil millones de usuarios activos, también se está convirtiendo en un canal potencial para la venta de moda. Varias compañías del sector, entre ellas Zara, dan la posibilidad a sus clientes de resolver cuestiones a través de la aplicación. La mayoría de los expertos coinciden en que el siguiente paso natural es que la moda venda a través de la aplicación.

 

 

 

 

La reinvención de la tienda con el ‘boom’ de la experiencia

Además de los nuevos canales de venta, el sector también está introduciendo innovaciones en las propias tiendas, reconvirtiendo el canal hacia un modelo que se adecúe a las necesidades de los consumidores y respondan a la demanda de nuevas experiencias.

 

Es el caso de Bonobos, después de cuatro años operando en la Red, decidió dar el salto al online con un establecimiento que funciona a modo de guideshop, donde los consumidores van a probarse para luego comprar online. Inditex, por su parte, puso en marcha un sistema parecido a modo de prueba en su establecimiento de Strarford (Londres).

 

Warby Parker también fue otras de las compañías que revolucionó el canal tradicional de venta. La empresa, especializada en la venta de gafas online, abrió varios showrooms en los que el consumidor podía probarse las gafas utilizando herramientas 3D. Junto a los puntos de venta, Warby Parker puso en marcha un autobús con forma de tienda que recorrió quince ciudades en Estados Unidos para acercarse a sus clientes.

 

Rent the Runway, especializada en el alquiler de moda a través de suscripción, también ha sido otra de las compañías que también ha dado un paso más allá hacia la forma de operar del retail tradicional. La compañía cuenta con varios establecimientos en Estados Unidos equipados con tecnología como un personal shopper, Ipads o pantallas autopago para ayudar a los clientes.

 

Más allá de la llegada de nuevas marcas que revolucionan los canales de venta, dentro de las propias tiendas también se ha sucedido innovaciones que transforman la manera tradicional de comprar. El informe How Retailers Can Adapt To A.I. And The Future Of Shopping de

Forbes señala que el futuro pasa por que los consumidores subcontraten a robots especializados para que realicen las compras de conveniencia, como alimentación o básicos, y dejar vía libre a los consumidores para centrase en las compras experienciales. 

 

“Las tiendas se utilizarán como punto de información, o como en el caso de las tiendas Apple, como espacios para que el cliente tangibilice, experimente y se forme en relación al uso del producto”, señala Francesc Rufas, Profesor de EAE Business School.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...