Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Oct 201820:12

h Back Stage

De la discoteca al espacio ‘zen’: el retail de moda lo apuesta todo al blanco

Cuando me acerco a la caja en Bershka, no sé si pagar los pantalones o pedirme un combinado”, son algunas de las frases que se han podido leer en la redes sociales...
24 Feb 2014 — 04:45
C. Pareja
Me interesa

 

 

“Cuando me acerco a la caja en Bershka, no sé si pagar los pantalones o pedirme un combinado”, son algunas de las frases que se han podido leer en la redes sociales. Ahora, la tendencia en el retail ha vuelto a cambiar, y lo que antes era oscuro y ruidoso ha pasado a ser claro y mucho más zen. El blanco ha vuelto a las tiendas, y no las prendas, sino en el mobiliario. Que un básico tome protagonismo o la percepción del cliente sobre una prenda son factores que entran en juego a la hora de decidir si una tienda será de color blanco o, por el contrario, de un color oscuro.

 

Prendas sobre blanco o prendas sobre negro. Parece una decisión sencilla y sin la más mínima complicación. Pero en ello no entra en juego la tendencia, ni siquiera es una cuestión de estilo. La nueva apuesta del retail de moda va mucho más allá. “Ahora las  tiendas son blancas porque buscan que los básicos cobren protagonismo”, explica Luis Lara, socio-director de la consultora de retail Retalent y autor del libro Por qué unas tiendas venden y otras no.

 

“En una tienda blanca, las prendas de tendencia expuestas serán proporcionalmente menores a las más básicas –asegura Lara-; una persona que ve una tienda blanca espera que en su interior haya básicos, mientras que la que ve una tienda negra espera moda, tendencia y sofisticación”.  “Si usas el negro y tu cliente sólo encuentra básicos, seguramente saldrá decepcionado de la tienda”, añade Lara.

 

Gigantes de la gran distribución como la japonesa Uniqlo, propiedad de Fast Retailing, utiliza el blanco en todas sus tiendas,  ya que su producto principal, y lo que le ha llevado a ser una de las marcas de moda preferidas por el consumidor, son los básicos. La cadena juega con fondos blancos y con los colores de sus camisetas, sudaderas, chaquetas o jerseys formando murales que llaman la atención de sus clientes.

 

Pero el color blanco no sólo sirve para dar amplitud o protagonismo a una prenda. “El blanco está asociado con la pureza, la paz o la alegría –explican desde Talasur, compañía especializada en la construcción y decoración de espacios comerciales-; el blanco también ayuda a abrir espacios y conseguir tranquilidad”.

 

“En la actualidad, el desánimo social y la crisis económica tienden a moldear la conducta del consumidor –añaden desde Talasur-; en este sentido, el color blanco contrarresta esta decadencia y equilibra la oscuridad en la que el cliente está inmerso”.

 

Ahora, marcas como Bershka o Stradivarius, que siempre se habían diferenciado por ser oscuras y con mobiliario negro, apuestan por espacios blancos, con poco mobiliario en el centro de la tienda y por líneas rectas. En el caso de Zara, aunque la tienda es blanca, su mobiliario es de color oscuro, algo que coincide con el objetivo de la cadena de elevar su imagen y asemejarse a una boutique de lujo.

 

Pero también existe el caso de marcas que están “presas de su concepto”. “Abercrombie & Fitch es una marca que vende básicos, pero sus tiendas son oscuras y en ellas prima la iluminación y el ambiente creado para que su consumidor se sienta en un espacio totalmente distinto al que está acostumbrado”, explica Lara.

 

Otro ejemplo es Desigual. “Es una cadena que va por libre y sus conceptos de retail están completamente inundados de color”, explica Silvia Martínez, ingeniera de edificación de Decosystem. La cadena catalana no vende básicos, pero tampoco prendas que sigan la tendencia, por lo que su concepto de retail es afín al imaginario de la marca.

 

Además del color que domina la tienda, otra de las tendencias que van de la mano con el blanco son los materiales utilizados para la construcción del mobiliario. “Se demandan materiales naturales como la madera y el hierro barnizado”, explica Martínez. “Las marcas quieren huir de aquel aspecto industrial que tenían antes y convertirse en ecofriendly, que es lo que está más de moda ahora”, añade.

 

Pero en el retail no todo es o blanco o negro. Violeta, cadena de tallas grandes que acaba de lanzar la compañía catalana Mango, ha estrenado su concepto de retail en el que se juega, sobre todo, con colores crema y madera. Con grandes tiras de focos que iluminan todas las paredes, la tienda alberga desde muebles en color madera natural hasta objetos de decoración en blanco roto y plantas de color verde.

 

Una de las cadenas que más tiempo lleva utilizando el blanco como color de bandera es H&M. La compañía utiliza el blanco en la mayoría de sus tiendas, incluso en algunas de sus cadenas como Cos, donde los colores de tonalidad clara son los protagonistas absolutos y con los que transmiten ese halo de diseño sobrio que caracteriza a la enseña.

Publicidad
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...