Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Oct 202117:53

Portugal capitaliza la relocalización y eleva un 30% los visitantes en Modtissimo

La feria de textil y confección, que se celebró los pasados 7 y 8 de octubre en el recinto de Alfândega do Porto, reunió a más de 3.000 visitantes, 500 de ellos de fuera de Portugal.

11 Oct 2021 — 04:55
I. P. Gestal. Oporto
Compartir
Me interesa

La feria contó por primera vez con una representación de expositores turcos de tejido

 

 

Portugal saca pecho tras el Covid-19. La feria de textil y confección Modtissimo celebró una nueva edición los pasados 7 y 8 de octubre en Oporto con récord de expositores y un 30% más de visitantes que antes de la pandemia. Entre las marcas y compradores había una cierta sensación de euforia, en parte por el reencuentro tras la pandemia y en parte por la percepción de estar bien posicionados ante el nuevo mapa de aprovisionamiento que deja el Covid-19.

 

“Está siendo un éxito enorme”, presumía el viernes Mário Jorge Machado, presidente de la Associação Têxtil e Vestuário de Portugal (ATP). Hasta mediodía, el salón había recibido a un 30% más de visitantes que en su última edición, en 2020, cuando se igualaron los datos de 2019.

 

Modtissimo acogió más de 3.000 visitantes, de los cuales 500 acudieron de fuera de Portugal (la mayoría de España). Antes de la pandemia acudían sobre 300. “Hemos tenido más empresas participantes que el espacio que tenemos, y para la edición del año que viene tenemos de nuevo overbooking”, aseguraba Machado.

 

 

 

 

Para el ejecutivo, este crecimiento tiene que ver con la voluntad de reencontrarse tras el confinamiento. “Tiene que ver con la situación del confinamiento, ha habido muchas ferias virtuales y todos estamos con ansiedad de volver al mundo real; el mundo virtual tiene su lugar, pero aun no estamos preparados para vivir en Matrix”, sostiene.

 

“No tiene sentido comparar con antes de la pandemia porque el mundo ha cambiado, pero está yendo mucho mejor de lo esperado, sobre todo en cuanto a visitantes internacionales, aunque todos de Europa”, explican desde Riopele, uno de los fabricantes de tejido más antiguos de Portugal, fundado en 1927.

 

La percepción se repite también entre los expositores de prendas de vestir. En la marca Cristina Barros, que concentra toda su distribución en el canal multimarca y que acudió también a la feria madrileña Momad, hacen un balance “muy bueno” de esta edición, en la que han captado clientes nuevos y que también ha superado sus expectativas.

 

 

 

 

Otros expositores apuntan a que la buena evolución reside en parte en el formato. “Las ferias han cambiado, ya no quieres ir a un pabellón enorme con muchísima oferta, sino a eventos más concentrados con una buena selección”, apuntan.

 

Por los pasillos se oyó mucho español, pero también francés y alemán, y entre los expositores había por primera vez una pequeña representación de Turquía, el otro gran ganador de la sacudida al mapa del aprovisionamiento provocado por el Covid-19.

 

Entre los expositores turcos, las opiniones diferían. Aunque en general se mostraban optimistas por la acogida y algunos habían firmado incluso varios pedidos de nuevos clientes, otros criticaban que, al ser la primera vez, muchos expositores no los tenían contemplados en su circuito por la Alfândega, compuesto por una decena de salas.

 

 

 

Camino de la recuperación, aunque a doble velocidad

 

Las favorables percepciones de los participantes en Modtissimo vienen acompañadas de una recuperación del sector. Entre enero y julio, las exportaciones de textil y confección de Portugal superaron ya los valores de 2019. En el mismo periodo, las ventas al exterior de moda de España (incluyendo otras categorías como calzado y perfumería) seguían un 16,4% de los niveles precrisis.

 

Sin embargo, esta recuperación se está dando a doble velocidad. Mientras las exportaciones de textil hogar y otros artículos (donde se incluyen también las mascarillas) están un 22,8% por encima de las de 2019, las de ropa siguen un 3,9% por debajo. En el caso del textil, el descenso respecto a 2019 es de sólo un 1,6%.

 

España continúa siendo el principal cliente de Portugal, copando el 26% de las exportaciones en 2020, aunque fue también el que más redujo sus copras en el año de la pandemia, con un descenso del 24,6%.

 

El textil y la confección representan el 9% de las exportaciones portuguesas, el 19% del empleo en la industria manufacturera y el 8% de la producción, según datos de la patronal ATP.

 

En 2020, la industria de la moda facturó en el país 6.597 millones de euros, frente a los 7.683 millones de euros del año anterior, con 131.539 empleados y un saldo comercial positivo de 847 millones de euros, gracias en parte al crecimiento de las ventas al exterior de mascarillas y otros equipos sanitarios de protección.

Publicidad
Comentar
Compartir
...