Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 May 201804:34

h Tendencias

El niño crece en Madrid: Fimi recupera su atractivo en España mientras busca ganar peso internacional

Fimi gana peso en Madrid. La feria de moda infantil celebró este fin de semana su segunda edición en el recinto Madrid Arena. El certamen, que el pasado enero se trasladó de Valencia a la capital española...
07 Jul 2014 — 04:39
Silvia Riera
Compartir
Me interesa

Fimi Edición 2014 Madrid

 

Fimi gana peso en Madrid. La feria de moda infantil celebró este fin de semana su segunda edición en el recinto Madrid Arena. El certamen, que el pasado enero se trasladó de Valencia a la capital española, sigue recuperando su atractivo. A pesar de que el grueso de empresas participantes y visitantes continúan siendo españolas, el salón ha logrado atraer a grandes enseñas del sector infantil, como Mayoral, Desigual, Tuc Tuc, Tutto Piccolo o Bóboli, así como de grandes grupos de distribución, como Bestseller (con Name it), Groupe Zannier (Catimini o Ykks, entre otras) o New Fashion Kids (Jottum o Cake Walk, entre otras).

 

La feria española de moda infantil da un nuevo paso en su nueva etapa en Madrid. El evento reivindica desde la capital su protagonismo en el sector después de agotar su modelo en Valencia. Fimi vuelve a recuperar el pulso con más marcas participantes, con pasillos concurridos y stands con actividad. A pesar del clima de optimismo y trabajo que respira el certamen, la crítica versa sobre la incomodidad de las instalaciones y una estética, en general, descuidada.

 

"La feria no sólo se recupera, sino que lo hace a gran velocidad", aseguró la directora del certamen, Alicia Gimeno, a Modaes.es. La directiva subrayó que en esta última edición, tal y como ya ocurrió en la pasada convocatoria de enero, se cumplieron con las expectativas. En esta última cita, que tuvo lugar del 4 al 6 de julio, Fimi sumó más de 300 marcas, un 50% más que en la convocatoria de un año atrás (la última que se celebró en Valencia). La feria también ha crecido un 58% en superficie comercial en relación a julio de 2013, según Gimeno.

 

La buena acogida que el salón ha tenido en Madrid provoca que Feria de Valencia mantenga por ahora la organización del certamen en la capital española. En este sentido, la directora del evento puntualizó el concepto de itinerancia que tomó Fimi al salir de Valencia y asegura ahora que "itinerancia significa que la feria estará allí donde esté el negocio". "Itinerante no es ser un tiovivo", subrayó Gimeno.

 

El siguiente reto que se marca la organización del certamen es el de profundizar en su internacionalización. Feria de Valencia alcanzó para esta pasada edición un acuerdo de colaboración con el Icex para atraer compradores extranjeros. Fimi logró atraer a visitantes profesionales de países africanos, como Guinea Ecuatorial y Nigeria, así como de países latinoamericanos, como Panamá, Chile, Colombia o México, entre otros.

 

Las buenas expectativas que despierta la nueva Fimi en Madrid también denotan una cierta recuperación de las ventas en el multimarca especializado en el universo infantil. "A diferencia de lo que ocurre en otros segmentos, el comercio tradicional de moda para niños resiste", aseguró la diseñadora Elisabeth Puig, que hace cuatro años lanzó su propia enseña de moda infantil.

 

Por otro lado, Fimi contó con marcas representativas en todos los segmentos de mercado, desde las enseñas posicionadas en el lujo, como Larrana, que comercializa sus prendas a precios que oscilan entre 180 euros y 400 euros; otras en el segmento medio, que es el que tratan de copar los emprendedores como Mariola & Babies, Macali o Petit Minou, con modelos por encima de los 60 euros, y las que buscan cubrir el segmento medio-bajo, como Mayoral, Tuc Tuc o Desigual, con precios más competitivos, que no superan los 40 euros.

 

La feria también recupera interés entre marcas internacionales que buscan incrementar su presencia en España. Es el caso de la francesa Group Zannier, la holandesa New Fashion Kids, la danesa Bestseller o la portuguesa Lion of Porches. Group Zannier acudió con todas sus marcas y lo hizo en un espacio reservado.

 

Una de las novedades de esta edición fue el cambio de ubicación de la pasarela. El pasado enero, en su estreno en Madrid, Fimi llevó los desfiles a la Real Fábrica de Tapices, pero en esta ocasión, la organización dio marcha atrás en la iniciativa y reagrupó la pasarela con el salón, tal y como se venía haciendo en Valencia.

 

En esta convocatoria, la pasarela ha ganado cuerpo. El evento, pensado para la promoción de las colecciones que exponen en la feria, ha pasado de tener un sólo desfile a celebrar tres. Feria de Valencia ha apostado por este evento y ha estructurado las presentaciones por tipos de producto. Fimi contó así con un desfile dedicado a la moda exterior, con Villalobos o Ágatha Ruiz de la Prada como cabeza de cartel; otro de moda de baño, con Cóndor o DC Kids, entre otras; y un último dedicado a la ceremonia, con enseñas especializadas como Larrana.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...