Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Nov 201708:03

h Tendencias

Boris Provost (Who’s Next): “Bread&Butter aportó algo nuevo a las ferias, pero muchos expositores no tenían pedidos”

Boris Provost es el director de estrategia y desarrollo internacional de la feria francesa Who’s Next, que...
02 Ene 2015 — 04:35
S. Riera
Compartir
Me interesa

Boris Provost es el director de estrategia y desarrollo internacional de la feria francesa Who’s Next, que este año celebra su veinte aniversario. El directivo asegura que a lo largo de estas dos décadas el comercio en Francia ha dado un giro de 180 grados, pero aun así considera que el multimarca se mantiene fuerte en el país. Por otro lado, Provost explica que también han cambiado los hábitos de consumo de los franceses, sobre todo por la irrupción del ecommerce.

 

Pregunta: Who’s Next celebra su veinte aniversario. Fue la primera feria de moda urbana en Europa, a pesar de que Bread&Butter se llevó la fama…

Respuesta: La empresa empezó en 1989 con Premiere Classe, el primer evento dedicado al negocio de los accesorios de moda que se celebró durante los desfiles de París. No fue hasta cinco años después, en 1994, cuando se creó Who’s Next como una feria dedicada a la moda para un público joven, de entre 15 y 25 años. Hasta entonces, no había ninguna feria dedicada a la cultura street. Who’s Next fue la primera. La idea fue presentar marcas de moda, pero también disciplinas artísticas que inspiran la moda, como música, grafittis o Djs.

 

P.: ¿Qué experiencia tenían sus fundadores, Xavier Clergerie y Bertrand Foache, en el mundo ferial?

R.: Xavier Clergerie es hijo del famoso diseñador de calzado Robert Clergerie y Bertrand Foache es su mejor amigo de la infancia. Cuando lanzaron el proyecto, los dos tenían 25 años. Xavier había dirigido una agencia de tendencias y Bertrand había trabajado en una empresa financiera.

 

P.: ¿Qué aportó Bread&Butter a las ferias de moda?

R.: Bread&Butter sin duda aportó algo nuevo al mercado de las ferias de moda. Fue más un festival que una feria profesional. Se centraron más en el marketing que en la creatividad de las colecciones o sus diseños. Fue un modelo de negocio y funcionó durante un tiempo. Pero muchos expositores no tenían pedidos y, al final del día, lo que las marcas esperan es precisamente esto.

 

P.: ¿Qué opina del fin de Bread&Butter?

R.: Es un final realmente triste para una empresa. Nunca desearíamos algo así para ninguno de nuestros colegas. Espero que Kar-Heinz Müller regrese algún día con otro proyecto.

 

P.: La compra de Prêt-à-Porter en 2011 por parte Who’s Next fue como David venciendo a Goliat…

R.: Fue una decisión estratégica. Hasta aquel momento había dos ferias que competían entre sí y que provocaban que la oferta de moda en Puerta de Versalles no fuera clara. Los compradores estaban perdidos y no sabían dónde ir para encontrar a sus proveedores. Los expositores, por su parte, también estaban confundidos a la hora de elegir entre los dos eventos.

 

P.: ¿Cree que las ferias de moda tienden a la concentración?

R.: Las ferias eficientes tienden a permanecer. Hoy, para ser una herramienta útil a las marcas y los distribuidores tienes que ser más profesional que nunca. La crisis económica, la internacionalización del mercado y el incremento del número de marcas obliga a ser eficiente.

 

P.: ¿Qué comporta esta eficiencia?

R.: Tienes que seleccionar marcas con un mix de negocio y creatividad; asegurarte que los compradores están bien informados; presentar bien la oferta; mostrar marcas nuevas cada temporada; presentar innovaciones en retail; presentar nuevas tendencias; dinamizar el contacto entre marcas y compradores, e inspirar creatividad a los visitantes, entre otras.

 

P.: Tras la adquisición de Prêt-à-Porter, Who’s Next ha duplicado el número de expositores. Sin embargo, para enero, han anunciado un recorte de 400 empresas en Première Classe por no estar a la altura en diseño. ¿Cree que la feria tiene todavía espacio para seguir creciendo?

R.: Sí creemos que tenemos espacio para crecer, pero siempre manteniendo una selección bajo criterios de creatividad. Tenemos que encontrar nuevas marcas y conceptos, o nuevos mercados, como el infantil, el de la moda urbana o el de la moda masculina.

 

P.: ¿Cree que hay demasiadas ferias de moda en Europa?

R.: No lo creo. Cada ciudad tiene su propio posicionamiento. Paris es la capital de la moda y atrae a distribuidores y marcas internacionales a lo largo de todo el año. La semana de la moda de Londres presenta a los diseñadores británicos; Milán muestra sus mayores marcas nacionales de lujo, mientras que Florencia es la capital de la moda masculina. Los eventos de Berlín atraen distribuidores regionales de Alemania y Europa del Este, mientras que Copenhague está más orientada a la moda y el retail de los países escandinavos.

 

P.: A lo largo de los veinte años de Who’s Next, ¿cómo ha cambiado la distribución en Francia?

R.: Ha cambiado mucho. Hace veinte años la distribución era la tradicional, organizada por tipo de producto: los artículos de piel, el prêt-à-porter femenino, la moda masculina, la joyería. Hoy, la distribución se segmenta por clientes, cuyos gustos, anhelos y deseos cambian constantemente.

 

P.: ¿Cómo se ha adaptado el comercio francés a estos nuevos tiempos?

R.: Les obliga a cambiar la oferta varias veces cada temporada y tienen que crear además una experiencia de compra. Más del 60% de la gente que entra en una tienda ha mirado antes lo que busca por Internet… así que el consumidor de hoy está muy bien informado y necesita ser capaz de divertirse mientras compra. Los retailers online también han aparecido y han dado al consumidor acceso a todos los productos que quieren.

 

P.: ¿Qué fuerza tiene en la actualidad el comercio multimarca en Francia y cómo ve su futuro?

R.: El multimarca sigue fuerte en Francia. Hay más de 17.000 comercios en el país. Ahora, tienen que integrar innovaciones digitales en sus establecimientos y conocer a sus clientes mejor para poderles persuadir de entrar y comprar. Con las innovaciones en marketing y servicio, estoy seguro del futuro del comercio multimarca.

 

P.: Con la crisis, ¿cómo han cambiado los hábitos de consumo de los franceses?

R.: El presupuesto para comprar es ahora menos importante. Los compradores prestan atención en lo que compran. Buscan un producto diferente con un mejor margen de beneficio. Necesitan un retorno en su inversión. Puedo decir que son muy cuidadosos.

 

P.: ¿Qué papel están jugando grandes grupos de distribución, como Inditex o H&M, en Francia, el país del lujo y la moda?

R.: Estos grandes grupos sin duda son competidores reales con nuestros diseñadores y nuestras marcas. Pero nuestros diseñadores pueden competir con ellos usando su creatividad, su identidad, sus precios, su márketing y la promoción de su saber hacer, así como la calidad de sus tejidos y de su producción.
Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...