Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Sep 202117:55

Oportunidades, pese a todo

Oportunidades, pese a todo

 

 

Riiiiiiiiing. El timbre para entrar en clase ya ha sonado. El nuevo curso escolar comienza, igual que hemos vivido en los últimos dieciocho meses, plagado de incertidumbre: ¿Repuntarán los contagios? ¿Se llenarán las aulas? ¿Y las tiendas? ¿Cómo evolucionará el consumo? Dudas y más dudas entre las que surgen, pese a todo, oportunidades.

 

Cierres de tiendas, reducciones de producción, expedientes de regulación de empleo, renegociaciones con la banca o concursos de acreedores protagonizan los titulares de la industria de la moda desde hace meses. Entre ellos se abren paso, a codazos, otros sobre crecimientos, nacimientos de nuevas marcas e, incluso, aperturas de tiendas en momentos de crisis.

 

Durante años, los gigantes de la industria han copado todos los locales de los principales ejes comerciales del mundo o han acaparado las producciones de los principales fabricantes. En un momento de repliegue de velas, los grandes grupos dejan espacios vacantes en calles y centros comerciales y en líneas de producción.

 

La necesidad de reducir tamaño por parte de los grandes genera oportunidades para los pequeños o, incluso, para los recién llegados y nuevas caras empiezan a posicionarse en la industria de la moda aprovechando la oportunidad.

 

Por eso, pese a la incertidumbre, las dificultades y los giros y más giros que está provocando el Covid-19, la sacudida que está sufriendo la industria de la moda podría, al final, traer algo bueno: los grandes ajustarán su tamaño y se adaptarán al nuevo mercado y, a la vez, dejarán paso a una nueva generación de empresas que marcará el futuro de la industria de la moda. 

...