Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Oct 202100:14

¿La fotografía de moda está obsoleta?

Me refiero como herramienta de marketing.  El papel casi siempre de la misma ha sido publicitario pero y  ¿si ha cambiado la realidad?

 

La firma de moda y lujo ha necesitado de las distintas plataformas y medios de comunicación social para anunciar el producto a lo largo de la historia y es una relación simbiótica tanto para unos como para otros…

 

Pero en realidad la fotografía de moda no sólo tiene una mera función publicitaria si no que también crea tendencia. Son el espejo en el que se miran nuestros consumidores.

 

Los coolhunter y demás equipos de marketing de las firmas carecen de poder de influencia sin la imagen que cataliza la plasmación concreta de los nuevos conceptos de moda.

 

Pero abogo por la fotografía de calidad con composición creativa y con el entorno adecuado….no un mero catálogo que muestre al producto sin personalidad y banalice la firma.

 

Siempre ha ido de la mano de los avances técnicos pero lo que da empaque a una campaña fotográfica es el storytelling y que el fotógrafo, que no tiene por qué ser Testino o Steven Klein, se enmarque en la estrategia de comunicación y marketing  asimismo tanto con el departamento creativo como  con el comercial.

 

Valores de marca, equilibrio entre la comunicación corporativa como con la línea de productos y cuyo objetivo final de ambas es el de aumentar las ventas.

 

Y que ésto se mantenga en todos soportes y plataformas: publicidad exterior, en revistas, medios “off & on line”… sin saturar a nuestros públicos objetivo, seleccionando aquellos que sepamos por los correspondientes estudios y test  que son óptimos.

 

En respuesta a la autopregunta, diría que no está obsoleta si se enfoca correctamente y no se abusa de convencionalismos y experimentos con directores de otros sectores que igual sólo “anestesian” al consumidor y no le aportan nada más que otro elemento de saturación. Y si incorporamos a los ilustradores como nuevos fotógrafos de moda sí que hemos logrado una innovación diferenciadora de nuestra línea pero no seamos tampoco seguidistas  y volvamos a abusar  de un concepto que deje de ser nuevo y nos convierta en obsoletos por plagiadores de ideas.

 

La fotografía es un atractivo más útil, bajo mi punto de vista, para el luxury lifestyle y las diferentes industrias que trabajan para el subsector. En moda y retail no dejará de ser de importante la imagen pero hay que jugar otras bazas.

...