Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

25 Sep 201713:24

Look!

Thomas Burberry, de las trincheras a la pasarela

20 Abr 2011 — 00:00
Compartir
Me interesa

Modaes.- Con la llegada del otoño, las calles de prácticamente todas las ciudades del mundo se llenan de gabardinas. Sólo algunas de ellas son, sin embargo, Burberry, la firma británica que puede hacer gala de haber inventado el tejido que caracteriza a esta pieza de ropa que resguarda de la lluvia.

Thomas Burberry, fundador de la empresa, ha dado nombre hasta ahora a la última colección independiente de la compañía en el mundo: la del mercado español. Con su desaparición, el grupo considera culminado el proceso de reestructuración de su actividad en España y se prepara para retomar su crecimiento.

 

En 1856, Thomas Burberry abrió una tienda de cortinas en Basingstoke, Hampshire, tras años trabajando como aprendiz en otro comercio textil. Cansado del peso y el calor que le provocaban las gabardinas impermeables que usaba para dar paseos, Burberry inventó una tela resistente al agua con un tejido de lino y algodón.

 

Sin saberlo, había creado una de las prendas de ropa que no falta en ningún armario. Burberry registró su invento con el nombre de gabardine, inspirándose en un término utilizado por Shakespeare en El mercader de Venecia para definir las inclemencias del tiempo.

 

Desde los inicios, Burberry debió protegerse de las imitaciones y en 1909 registró su logotipo y su marca: la armadura habla de la protección de su ropa, el caballero de la integridad de la empresa y Prorsum, que significa adelante, remite a su carácter innovador.

 

La pequeña línea de prendas de abrigo se fue ampliando y en el nuevo siglo la empresa ya ofrecía pantalones, chaquetas o sombreros, todas ellas reservadas para actividades al aire libre. Aviadores y aventureros utilizan las prendas de Burberry en sus expediciones.

 

La internacionalización llegó en 1910, en París, y más tarde abrió sus primeras tiendas en Estados Unidos y Latinoamérica. La primera Guerra Mundial consolidó definitivamente a la enseña, ya que los oficiales británicos utilizaban sus gabardinas, que pasaron a ser conocidas como trench coach, es decir, gabardinas de trincheras.

 

La exportación fue durante años la palanca de crecimiento de la empresa, que comenzó a decaer a finales de los noventa. La gabardina había dejado de ser una de las prendas de uso obligatorio y había desaparecido de los armarios. Fue necesaria la aparición de una mujer, Rose Marie Bravo (directora general), para volver a poner de moda la prenda.

 

Hoy en día Burberry está presente en los locales más in de las principales ciudades del mundo. Protagonistas de series como Sexo en Nueva York visten sus vestidos, faldas y gabardinas, que ahora se denominan trench.

La semana look!
Publicidad
...