Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

15 Ago 202001:29

Look!

Shhh...¡Comer aquí es un secreto!

18 Oct 2010 — 00:00
Compartir
Me interesa
C. Pareja.- Caminando por la calle Aribau de Barcelona, una tintorería permanece abierta a media noche. Gente espera a ser atendida por el dependiente, pero, un momento, ¿por qué el dependiente les pide las huellas dactilares?La respuesta es Don´t Tell, un restaurante que se esconde dentro de la tintorería Dontell. Como si se tratara del Chicago de los años veinte en la ley seca, los locales clandestinos vuelven a estar de moda y continúan siendo de lo más exclusivos, ya que sin una contraseña o una recomendación, no podrás cenar en ellos.Kokun también es un restaurante de lo más especial. Ya no sólo se sitúa dentro del sector de los restaurantes clandestinos, sino que es un piso particular y sus dueños, Montse y Xavi, cocinarán para sus invitados a un precio medio de 40 euros.SpeakEsay está ubicado dentro de la coctelería DryMartini, en Barcelona. El almacén, que es donde se sitúa el restaurante, guarda una atmosfera que juega con el anonimato y la exclusividad del lujo de lo oculto. Pagar por la exclusividad, pagar por no poder presumir delante de sus conocidos del lugar donde ha cenado ese fin de semana y pagar por cenar en un ambiente único y diferente. ¿Dónde se sitúan estos restaurantes? Deberá adivinarlo usted mismo, porque, recuerde, es un secreto.
La semana look!
Publicidad
...