Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

10 Ago 202013:53

Look!

Santa Eulalia recuerda al Duque de Windsor para los amantes del estilo 'preppy'

13 Oct 2011 — 00:00
Compartir
Me interesa

Modaes.- Un adelantado a su época y una de primeras víctimas de la moda. El Duque de Windsor fascinó y levantó odios a partes iguales por su inconfundible forma de vestir. Un gentleman para unos y un libertino con un estilo distinto para otros. En lo único que consiguió poner de acuerdo el Duque de Windsor a todo el mundo es que su estilo dejaba huella allí donde iba.

La exclusiva boutique multimarca Santa Eulalia, ubicada en el Paseo de Gracia de Barcelona, expondrá hasta el próximo 17 de noviembre una colección de nueve trajes del Duque de Windsor. Las piezas, que fueron adquiridas por la firma italiana de sastrería Kiton en 1998, muestran el estilo inconfundible de este miembro de la realeza inglesa.

 

Según la prensa de la época, el Duque de Windsor fue “el hombre que todos los hombres querrían ser y con el que todas las mujeres querrían casarse”. En la actualidad, muchas de las prendas que son características de un look serio, clásico y refinado, en su día fueron extravagancias, algo que al Duque de Windsor nunca le importó.

 

Dos elegantísimos frac de color azul, en vez de negro (“porque el azul, bajo la luz eléctrica, era más negro que el negro”, según el propio Duque de Windsor), un traje de golf o un original kilt escocés y un blazer cruzado navy con pantalón a juego, para crucero. Todos estos conjuntos, que marcaron un antes y un después, pueden apreciarse a las puertas de Santa Eulalia.

 

La exposición, que es un must have para todos los amantes del estilo preppy, también relata una parte importante de la historia de la moda de la mano de nudos de corbata Windsor (nudo que le debe su nombre al Duque), chaquetas con poca entretela, desestructurada y con hombreras muy ligeras, además del uso de la raya diplomática, los zapatos de ante marrón y el uso de los calcetines con dibujos y colores llamativos.

 

La semana look!
Publicidad
...