Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

10 Ago 202006:53

Look!

Liz Claiborne, el feminismo emprendedor hecho moda

16 Feb 2011 — 00:00
Compartir
Me interesa

Modaes.- Corrían los años 70 y la mujer empezaba a introducirse en el mundo laboral. Anne Elisabeth Jane Claiborne vió en este hecho la manera perfecta de introducirse en el masculinizado mundo empresarial para montar su primera empresa de diseño de moda. Años más tarde todo el sector ya conocía a aquella joven mujer como Liz Claiborne, la diseñadora de la mujer trabajadora.


De Nueva Orleans a Europa, donde empezó sus estudios de arte cuando aún era adolescente. En 1949, Claiborne decidió dedicarse al diseño de moda, y ganó la competición de diseño nacional de Jacques Heim, para más tarde trasladarse de nuevo a su lugar de nacimiento para trabajar en la famosa casa de moda deportiva y casual Tina Leser. 

 

En 1976 la diseñadora dio el paso más decisivo de su vida, formar su propia firma de moda en un monento que el sector estaba íntegramente controlado por hombres. Ropa asequible a la vez que elegante para que las mujeres pudiesen vestir bien de una forma económica. Sus trajes se convirtieron en un icóno para la mujer que se incorporaba en el mercado laboral. 

 

A finales de los año 80, la enseña de la diseñadora fue nombrada como una de las 500 empresas más importantes del sector según la revista Fortune, y en los 90 era ya la mayor fabricante de ropa de mujer para Estados Unidos, elevando la facturación de la empresa a 1.400 millones de dólares anuales.

 

Liz Claiborne falleció a los 78 años y, actualmente, la firma sigue en marcha y busca estrategias para renovar su imagen y dejar atrás una mala época dominada por las pérdidas. En España, la firma de Liz Caliborne operaba a través de corners en los grandes almacenes El Corte Inglés, hasta que le ha sido aceptado un expediente de regulación de empleo (ERE) para abandonar el mercado español y despedir a 350 trabajadores.

La semana look!
Publicidad
...