Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Nov 201704:23

Look!

Las ventanas de la moda de Bergdorf Goodman

17 Dic 2014 — 05:00
Modaes
Compartir
Me interesa

Con la llegada de la Navidad, los comercios preparan sus escaparates para recibir a millones de clientes que salen a pasear o a hacer sus compras. Los escaparates se han convertido en una referencia para los comerciantes, que con la llegada de estas fechas los preparan y los visten de una manera especial y diferente.

 

Los grandes almacenes son uno de los principales ejemplos de esta tendencia y los estadounidenses Bergdorf Goodman unos de sus grandes impulsores. La empresa se fundó en 1899 de la mano de Herman Bergdorf, un inmigrante de Alsacia que abrió una sastrería en Union Square, en el centro de Manhattan. En 1906, Edwin Goodman, un empleado de Bergdorf, compró la tienda y la trasladó a la ubicación actual, al 754 de la Quinta Avenida de Nueva York.

 

Su privilegiada ubicación hace que sus escaparates sean de los más vistos de la ciudad y por ello la compañía se toma muy en serio la preparación y presentación anual de sus escaparates. David Hoey es el responsable del equipo de diseño de los escaparates de Bergdorf Goodman, que trabaja durante once meses en la creación de las ventanas del establecimiento para la Navidad. El diseño de cada una de ellas se crea de forma autónoma, aunque en conjunto todas ellas forman una misma temática que cambia anualmente.

 

El resultado final que ven las miles de personas que pasan a diario por delante se consigue gracias a más de cien artesanos que colaboran con la producción de los accesorios y conjuntos que luego decoran las vitrinas. Del montaje de los escaparates se encarga un equipo de treinta personas, que guardan una gran cantidad de elementos individuales para producir las creaciones de cada año y que dedican más de 3.500 horas a la preparación. Una vez montados los escaparates, el equipo de diseño decide qué pieza de ropa se incluirá en el maniquí que hay en cada vitrina, que se escoge entre toda la oferta con la que cuenta Bergdorf Goodman en esas fechas.

 

Tal es la importancia que los grandes almacenes dan a sus escaparates, que Bergdorf Goodman organiza un evento temático para presentarlos al que acuden miles de personas. Este año, Las Artes ha sido la temática escogida por la compañía para decorar sus ventanas.

 

Esta Navidad, una de las vitrinas de los grandes almacenes está protagonizada por un vestido de la firma española Delpozo. La prenda escogida para vestir al maniquí del escaparate es el vestido con que Delpozo cerró la presentación de la colección primavera-verano 2015.

 

El vestido está fabricado en tul con varios motivos florales y recrea la imagen de una bailarina en una caja de música. Los grandes almacenes también han escogidos a otras firmas internacionales como la italiana Dolce & Gabanna o la estadounidense Alice + Olivia para vestir sus escaparates.

 

En años anteriores, las temáticas de los escaparates han sido The BG Follies of 2012, que homenajeaban las décadas de los años veinte y treinta, a espectáculos como Ziegfield Follies, el vodevil y el art déco, o The Carnival of Animals, que incluía a animales de todas las partes del mundo acompañados de modelos con trajes de lujo.

La semana look!
Publicidad
...