Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información económica del negocio de la moda

31 May 202012:06

Look!

La ‘jefa’ de la moda

El libro #Girlboss y la serie de Netflix del mismo título narran cómo Sophia Amoruso construyó un negocio desde su dormitorio. Para conocer su desenlace, sin embargo, es necesario leer prensa económica.

23 Mar 2020 — 05:00
Modaes
Compartir
Me interesa

La ‘jefa’ de la moda Cuando prácticamente nadie hablaba del close the loop y la ropa de segunda mano era algo de hippies, Sophia Amoruso construyó un pequeño imperio de la moda llamado Nasty Gal. La biografía de esta controvertida empresaria ha quedado reflejada en el libro #Girlboss, que también fue convertido en serie por Netflix. Nacida en San Diego, California, en 1984, Amoruso compró en una tienda del Ejército de Salvación una chaqueta Chanel por ocho dólares y la vendió por mil en eBay. Así arrancó el imperio Nasty Gal una joven de veinte años llamada Sophia Amoruso, que llegó a ser una de las multimillonarias más jóvenes en Estados Unidos comprando ropa de segunda mano y revendiéndola más tarde en eBay. La emprendedora no hizo otra cosa que apoyarse en Internet para dar escala a su negocio, que lanzó desde su propio dormitorio. Cuando eBay ya no era suficiente para la empresaria (de hecho, llegó a entrar en conflicto con el gigante estadounidense por alguna de sus prácticas para vender ropa), Amoruso lanzó su propia web. En 2014, Amoruso lanzó su autobiografía, #Girlboss, publicada por Porfolio, que forma parte de Penguin Random House y está especializada en libros de negocios. En 2016, Netflix anunció la adaptación del libro a una serie de televisión, que duró únicamente una temporada. Girlboss narra la historia en primera persona de cómo esta mujer levantó un floreciente negocio en la industria de la moda, si bien para conocer el devenir de la empresa es necesario leer prensa económica. En 2015, Amoruso anunció su retirada como consejera delegada de Nasty Gal y en 2016 la empresa entró en concurso de acreedores, para ser adquirida en 2017 por Boohoo Group por 20 millones de dólares.

 

 

Cuando prácticamente nadie hablaba del close the loop y la ropa de segunda mano era algo de hippies, Sophia Amoruso construyó un pequeño imperio de la moda llamado Nasty Gal. La biografía de esta controvertida empresaria ha quedado reflejada en el libro #Girlboss, que también fue convertido en serie por Netflix.

 

Nacida en San Diego, California, en 1984, Amoruso compró en una tienda del Ejército de Salvación una chaqueta Chanel por ocho dólares y la vendió por mil en eBay. Así arrancó el imperio Nasty Gal una joven de veinte años llamada Sophia Amoruso, que llegó a ser una de las multimillonarias más jóvenes en Estados Unidos comprando ropa de segunda mano y revendiéndola más tarde en eBay.

 

La emprendedora no hizo otra cosa que apoyarse en Internet para dar escala a su negocio, que lanzó desde su propio dormitorio. Cuando eBay ya no era suficiente para la empresaria (de hecho, llegó a entrar en conflicto con el gigante estadounidense por alguna de sus prácticas para vender ropa), Amoruso lanzó su propia web.

 

En 2014, Amoruso lanzó su autobiografía, #Girlboss, publicada por Porfolio, que forma parte de Penguin Random House y está especializada en libros de negocios. En 2016, Netflix anunció la adaptación del libro a una serie de televisión, que duró únicamente una temporada.

 

Girlboss narra la historia en primera persona de cómo esta mujer levantó un floreciente negocio en la industria de la moda, si bien para conocer el devenir de la empresa es necesario leer prensa económica. En 2015, Amoruso anunció su retirada como consejera delegada de Nasty Gal y en 2016 la empresa entró en concurso de acreedores, para ser adquirida en 2017 por Boohoo Group por 20 millones de dólares.

La semana look!
Publicidad
...