Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

02 Jul 202008:31

Look!

Julian Dunkerton, un empresario ‘tocado’ por David Beckham

02 Ene 2012 — 05:00
Modaes
Compartir
Me interesa

Hace algunos años, Julian Dunkerton decidió enviar al futbolista David Beckham una chaqueta para recibir su aprobación. En cuanto el icono de la moda la utilizó, la prenda se convirtió en un superventas y catapultó al fundador de Superdry.

Dunkerton comenzó su andadura en el negocio de la moda a los 19 años vendiendo pantalones y camisas en un puesto de un mercado. Hoy en día está considerado uno de los mayores expertos de retail de Reino Unido, además de uno de los hombres más ricos del país, tras sacar a bolsa Superdry en 2010.

La historia de Dunkerton es bastante habitual en el negocio de la moda: empresario hecho a sí mismo procedente de familia humilde que crea un imperio desde cero. Cuando tenía 14 años, sus padres se mudaron de Londres a Herefordshire para poner en marcha una granja orgánica.

Aunque inicialmente quería estudiar medicina, descartó la idea y abrió una tienda donde vendía ropa que compraba en Londres. Un año más tarde, en 1985, Dunkerton puso en marcha la cadena Cult Clothing con un crédito de 2.000 libras y en quince años contaba con una cifra de negocio de 17 millones de libras.

Llegó un momento en que Dunkerton se dio cuenta de que debía apostar por crear su propia marca. En 2003 se unión con el diseñador James Holder (entonces en la marca Bench) y, juntos, pusieron en marcha Superdry, con una mezcla del aire retro americano y grafismos japoneses.

Superdry ha registrado un crecimiento vertiginoso en los últimos años, mirando de frente a grupos como Abercrombie & Fitch. Hoy en día, Superdry cuenta con 43 establecimientos propios en Reino Unido y ha introducido su marca en Estados Unidos, Europa, Latinoamérica y Asia.

La semana look!
Publicidad
...