Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

25 Sep 202021:46

Look!

Elisa Palomino, de lo global a lo local

23 Feb 2011 — 00:00
Compartir
Me interesa

Virginia Fernández.- Expectación y ganas, muchas ganas, ante el desfile de Elisa Palomino, el primero de la última jornada de Cibeles (hoy empieza el Ego). Que la diseñadora haya trabajado con grandes de la moda internacional no sólo es un plus para su currículum, sino que consigue aportar a Cibeles un aura de pasarela internacional que hasta el momento sólo Alvarno, en el Off, logra.

Estilismos que inevitablemente rememoran las colecciones de John Galliano (no en vano Palomino fue directora de su estudio durante ocho años) para una colección inspirada en el Japonisme. Una pasión por el mundo oriental que ya es la impronta de la creadora.

 

Kimonos, estampados florales, sedas y bordados. Todo ello culminado por tocados imposibles sobre cardados exagerados que potenciaban cada una de las prendas.

 

Palomino, que desfiló por primera vez en España durante la pasada edición de Cibeles Madrid Fashion Week, ya sabe lo que es degustar la mieles del éxito en Milán y Nueva York, ciudades donde vende sus creaciones (Dolce & Gabanna compró su colección de invierno para ponerla a la venta en la multimarca que tienen en Milán). Además, al tratarse de colecciones que fácilmente pueden considerarse Alta Costura, la diseñadora cuenta con una notable clientela privada.

 

Cuando unos van, ella vuelve. Primero obtuvo el reconocimiento internacional y ahora Elisa Palomino pone sus miras en el mercado español. Para ella, desfilar en Cibeles supone la apertura al mercado nacional y latinoamericano, su asignatura pendiente.

La semana look!
Publicidad
...