Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

14 Jul 202011:48

Look!

El legado de McQueen

28 Jul 2011 — 00:00
Compartir
Me interesa

Modaes.- “Cuidad de mis perros. Lo siento. Os quiero”. Así finalizaba su carta de suicidio Alexander McQueen, uno de los diseñadores más transgresores de la última década. Ahora, McQueen vuelve a ser noticia, aunque esta vez no sea por sus diseños ni por una nueva exposición, sino por su testamento. Los perros del diseñador, por los que sentía verdadera adoración, sus seres queridos y varias asociaciones serán los que se beneficien del legado del creador.

Alexander McQueen dejará a sus mascotas casi 57.000 euros. Sus tres perros recibirán esta cantidad para que puedan ser cuidados durante toda su existencia. Salvo la excentricidad de dejar una cantidad tan importante a los canes, McQueen dejó parte de su herencia para otras causas.

 

Gran parte de la herencia de McQueen, que asciende a 18 millones de euros, irá a parar a asociaciones benéficas, como The Terrence Higgings Trust, dedicada a la prevención del Sida. Otra parte se destinará a una asociación que se dedica al cuidado de perros y gatos, así como a un centro budista.

 

Pero sin lugar a dudas, uno de los hechos que más se ha aplaudido desde el mundo de la moda ha sido que Alexander McQueen se acordara de sus inicios como diseñador y destinara una parte de su herencia a la organización benéfica, que el mismo fundó en 2007, Sarabande, que ayuda con becas a estudiantes de la prestigiosa escuela de diseño Central Saint Martins.

 

Finalmente, McQueen también se acordó de los que estuvieron a su lado hasta el día que el decidió poner fin a su vida. El creador decidió destinar 57.000 euros al matrimonio que cuidaba su casa, así como una generosa cantidad a todos sus familiares.

La semana look!
Publicidad
...