Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Nov 201701:45

Look!

El extravagante legado de Franco Moschino

10 Oct 2011 — 00:00
Compartir
Me interesa

Modaes.- Si se tuviera que definir a Franco Moschino, fundador de la casa Moschino, con dos palabras serían rebelde e inconformista. Durante los años ochenta, sus diseños fueron reconocidos mundialmente por sus excentricidades y por ser obras de un anti fashion victim. Su rebeldía y sus dotes de visionario llegan hasta día de hoy, ya que su firma, extravagante tal cual él la dejó, sigue subiendo a la pasarela temas tan polémicos como las corridas de toros.

Un mujer torera, a medio camino entre el traje de luces y la domadora de toros bravos del Far West, es lo que presentó Moschino durante la Semana de la Moda de Milán para la próxima primavera-verano 2012.

 

Trajes de luces, capotes, toros y sevillanas. Una tendencia que no se verá en las calles, ya que un total look puede resultar demasiado arriesgado, pero que si que puede llegar en pequeñas dosis a los grandes almacenes y a las grandes cadenas.

 

Una colección que no dejó indiferente a nadie, como Franco Moschino hubiese deseado. El fundador de la firma nació en Milán en 1950 y estudió Bellas Artes. Tras darse cuenta de su pasión por la moda comenzó a trabajar en el taller de Gianni Versace, donde contribuyó durante once años a realizar las colecciones de la casa de la medusa.

 

En 1983, y con una carrera forjada en uno de los mejores ateliers, decidió dar el salto y empezar a operar independientemente. Fue entonces cuando lanzó su propia firma homónima. Con tan sólo una frase, Stop the Fashion System, y una actitud rebelde, hicieron ver al mundo de la moda que Franco Moschino no era como los demás.

 

Polémicas con las casas de lujo más consolidadas, como Chanel o Louis Vuitton, o por ser uno de los pioneros en democratizar el lujo lanzando su segunda línea, Moschino Cheap & Chic, o por utilizar campañas de publicidad tan impactantes como insólitas hicieron de Moschino uno de los diseñadores más importantes de la década de los ochenta.

 

Moschino murió en 1994 a causa del sida, pero antes de morir dejó impregnada su esencia y su creatividad en varias colecciones que se presentaron posteriormente. Actualmente, Moschino está presente con más de 50 establecimientos propios en todo el mundo y sus productos se pueden encontrar en más de 3.500 puntos de venta.

La semana look!
Publicidad
...