Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

14 Jul 202012:48

Look!

Daphne Guinness, embriagada de alta costura

06 Oct 2010 — 00:00
Compartir
Me interesa
C. Pareja.- “La vida es más divertida si vistes bien”, afirma Daphne Guinness, pero todavía lo es más si eres multimillonaria y puedes gastar todo tu dinero en la ropa más cara del mercado. Daphne Guinness, heredera del imperio de la cerveza que lleva su apellido, es la mayor compradora de trajes de alta costura del mundo. Colecciona vestidos de los diseñadores mas excéntricos (y más caros), es íntima amiga de Karl Lagerfeld y ex musa del ya fallecido McQueen.La afición de Daphne no es sólo un hobbie. Ella asegura que ve la moda como un arte y esto le viene de familia. Veraneaba en la casa de Salvador Dalí y su hermana era íntima amiga de Andy Warhol; fue una niña que nació envuelta en arte.A los 18 años se casó con el multimillonario Spyros, hijo del armador griego Stavros Niarchos. El matrimonio duró doce años y su premio de consolación fueron veinte millones de euros.“La alta costura es una extensión de mí misma”, afirma Daphne Guinness, que se dice que está acostumbrada a andar de puntillas por su gran afición a los zapatos de tacón imposible (ha sido una de las pocas personas que se ha atrevido a lucir unos zapatos armadillo de McQueen).Los grandes diseñadores se la rifan en el front row, y es más querida por su cuenta corriente que por su persona. Ella ha hecho posible que John Galliano, diseñador de la casa Christian Dior, llegue a dónde está, y ha levantado, con sus compras, a gran parte de los diseñadores de la escena actual.
La semana look!
Publicidad
...