Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

12 Ago 202015:00

Look!

Balenciaga y la maleta de Pilar Ayarza

12 Nov 2010 — 00:00
Compartir
Me interesa
Modaes.- Corrían los años 50 y una joven muchacha catalana empezaba a dar sus primeros pasos en el mundo de la moda. Esta historia podría quedar en olvido si no fuera porque la joven era Pilar Ayarza, desconocida hasta hoy, y sus primeros pasos en el mundo de la moda fueron de la mano de Balenciaga.Ahora, en pleno 2010, se ha encontrado una maleta en el piso en que ella vivió hasta hace tres años, cuando falleció. La maleta, que guardaba pertenencias de la modista, maniquís y bocetos, cayó en manos de Fiona Capdevilla, diseñadora también, y junto a Rosa Solano, pintora, decidieron crear la muestra Entredós 2.0.En la exposición se recogen grandes creaciones de Pilar Ayarza y otros bocetos de la alta costura de los años 50 y 60, fusionando así la moda con el arte. La sala Setba Zona d´Art, donde se expone la muestra desde ayer, también recrea el taller de costura de Ayarza, donde se podrán admirar los maniquíes con las telas de la época, vestidos sin acabar, una maquina de coser junto a una mesa de trabajo y la maleta que da sentido a esta exhibición.Como curiosidad, los diarios encontrados de Pilar Ayarza desvelan que desde 1951 ya realizaba los encargos que el propio Balenciaga le realizaba, eso sí, cobrándolos a una décima parte de su valor real.
La semana look!
Publicidad
...