Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

01 Dic 202006:30

Look!

Adiós a Repeller, ¿el fin de una era?

Leandra Medine lanzó Man Repeller en 2010, cuando todavía no se había acuñado el término influencer y los blogs de moda daban sus primeros pasos. Ahora echa el cierre.

23 Oct 2020 — 05:00
Compartir
Me interesa

Adiós a Repeller, ¿el fin de una era?

 

 

Los blogs han sido uno de los fenómenos de moda de la última década. Leandra Medine, fundadora de Man Repeller, fue una de las pioneras del fenómeno, lanzando su bitácora en 2010, cuando todavía no se había acuñado el término influencer y los reyes de la red eran Bryanboy (todavía en activo) y Tavi Gevinson.

 

Hoy, diez años después, la plataforma, denominada ahora solamente Repeller, echa el cierre, según ha avanzado Business of Fashion. Leandra Medine fue, junto con otros nombres como Chiara Ferragni, una de esas blogueras que se profesionalizó y monetizó su pasión por la moda. Entre sus últimas colaboraciones se encuentran la que lanzó con Mango en 2010.

 

Pero 2020 ha sido una montaña rusa para la empresa y la influencer. En junio, Medine tuvo que dimitir después de que varios de sus empleados y extrabajadores la acusaran de ser racista y clasista. Tras este episodio, la compañía decidió cambiar su nombre a Repeller, además de llevar a cabo nuevas contrataciones y esfuerzos por publicar contenidos más inclusivos.

 

La otra cara de la moneda de los negocios heredaros de los blogs es Chiara Ferragni. La empresaria e influencer italiana, que acumula más de 21 millones de seguidores en Instagram, ha anunciado su intención de sacar a bolsa su compañía.

 

Sería la primera influencer en hacerlo. “Cotizar en bolsa o fusionarnos en un gran grupo de lujo, este es nuestro objetivo, pero primero debemos hacer que la marca y la empresa sean atractivas", explicó a Corriere della Sera

La semana look!
Publicidad
...