Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Oct 202119:40

Vicunha o cómo superar la crisis de Brasil para seguir tejiendo historia

El gigante latinoamericano del denim, que abandonó la bolsa en 2013, celebró el pasado diciembre su cincuenta aniversario con el reto de continuar siendo el líder del sector en la región.         

09 Abr 2018 — 04:40
María Bertero
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Vicunha o cómo superar la crisis de Brasil para seguir tejiendo historia

 

 

De empresa cotizada a, de nuevo, compañía familiar. En diciembre de 2017, Vicunha celebró cincuenta años de trayectoria, consolidando su negocio y colocándose en la cúpula de las mayores empresas de denim del mundo.

 

En sus cinco décadas, la compañía brasileña ha sorteado diferentes crisis financieras y estructurales, pero siempre con el mismo objetivo: ser el mayor grupo de denim de Latinoamérica. Con una producción de veinte millones de metros de tela al mes, Vicunha ha sido una de las pocas empresas brasileñas del sector que ha logrado extenderse más allá de sus fronteras.

 

Los orígenes de la compañía se remontan a finales de la década del sesenta, cuando dos familias brasileñas unieron fuerzas para crear lo que hoy es un gigante del textil.  Los Steinbruch y los Rabinovich, quienes estaban especializados en hilatura y tejeduría, respectivamente, pusieron en marcha la compañía en la localidad de São Roque, cercana a São Paulo. El grupo vio la luz en diciembre de 1967 y desde entonces se ha especializado en distintos productos. Tras la crisis brasileña, la empresa concentró su producción en denim y gabardina.

 

 

 

 

La compañía, que tiene su sede administrativa en la ciudad de São Paulo, cotizó en la bolsa de la ciudad brasileña hasta 2013, cuando abandonó el parqué para volver a ser una empresa de capital familiar, controlada por los Steinbruch. En su            último ejercicio antes de abandonar la bolsa, Vicunha obtuvo una facturación equivalente a 443 millones de euros.

 

Además de sus fábricas en Brasil, Argentina y Ecuador, la compañía cuenta con una subsidiaria en México, mientras que el negocio europeo del grupo se gestiona desde Holanda. La empresa tiene oficinas en Bangladesh, Colombia, Italia, Reino Unido, Sri Lanka, Suiza y Turquía y da empleo a 7.500 trabajadores en todo el mundo.

 

De Brasil al mundo

En los últimos años, Vicunha ha acelerado su proceso de expansión en distintos mercados internacionales, tanto con nuevas fábricas como con nuevas oficinas. Recientemente, la compañía ha trasladado su sede europea de Suiza a Ámsterdam, para fortalecer el intercambio comercial con distintos mercados. El grupo brasileño cuenta con cuatro fábricas en Brasil, en los estados de São Paulo, Río Grande del Norte y Ceará. Además, Vicunha posee una factoría en Ecuador y otra en Argentina, que produce únicamente para este mercado

Publicidad
Comentar
Compartir
...