Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

28 Nov 202103:14

Sin turismo no hay paraíso: la bolsa de locales que deja la pandemia en Barcelona

Las marcas aprovechan la pandemia para reubicarse en ejes prime y abandonar locales que se sobrepagaron en las épocas de bonanza.

19 Feb 2021 — 04:49
Iria P. Gestal
Compartir
Me interesa

Sin turismo no hay paraíso: la bolsa de locales que deja la pandemia en Barcelona

 

 

Location, location, location, pero no a cualquier precio. La pandemia ha vaciado los grandes ejes comerciales y ha reequilibrado las fuerzas en el high street: estar en Paseo de Gracia siempre fue caro, pero sin turistas directamente no compensa. Sin un horizonte claro de recuperación del cliente internacional, las marcas aprovechan para abandonar locales que aceptaron en épocas de bonanza y reubicarse en una de las calles más caras de España para el retail.

 

“Durante un tiempo, las marcas diseñaron la estrategia comercial sobredimensionando la oferta para una demanda que era totalmente turística”, argumenta una directiva del sector inmobiliario. “Ya antes de la pandemia, el consumidor local no bajaba a Barcelona a comprar”, apunta.

 

Los cierres comenzaron en Las Ramblas: sólo el año pasado, salieron de la vía barcelonesa cadenas como Desigual, Oysho, la NBA, Springfield y Carolina Lemke, en la esquina con la calle Pelayo.

 

 

 

 

Después, el ajuste llegó en masa a Paseo de Gracia. En este caso, la mayoría de operadores optan por una reubicación, ya que los locales que están cerrando son los que están por encima de la media, tenían una estructura difícil y son de un propietario no profesional.

 

Es el caso, por ejemplo, del número 6 de Paseo de Gracia, que estaba ocupado por Armani. La compañía italiana ocupaba 900 metros cuadrados en cuatro plantas en el tramo bajo de la calle, en un local propiedad de la familia Casacuberta.

 

Tampoco los locales que han dejado Nespresso, G-Star y Miu Miu tenían una distribución atractiva. La cadena de Nestlé dejó más de mil metros en una planta inferior, sin planta baja, para trasladarse a Rambla Catalunya.

 

G-Star, que está cerrando todas sus tiendas en España, ha liberado el local en la esquina con Consell de Cent, que no tiene escaparate en Paseo de Gracia. Justo en frente, Miu Miu ha cerrado en el número 42 en un local también con difícil distribución, con poca planta baja y propiedad de un family office tradicional.

 

 

 

 

“Estaban alquilados en un momento de mercado muy alto, con mucho estrés, y se tienen que amoldar”, asegura otra fuente del sector. Nike, por ejemplo, pagaba “una renta desorbitadísima” por su local en el número 29, de 800 metros cuadrados en dos plantas.

 

El gigante de la distribución deportiva ha abandonado ese espacio para abrir un nuevo flagship en el número 17 de la mano de Percassi. El próximo local que se liberará será el de Oysho, que dejará el número 67, propiedad también de una familia catalana.

 

También habrá nuevas vacantes en Madrid, la mayoría por el plan de reorganización que tiene en marcha Inditex. Sólo en Gran Vía, el gigante de la distribución de moda vaciará dos locales que ya buscan inquilino: el de Lefties, en el número 32, y el de Pull&Bear, en el 31.

Publicidad
Comentar
Compartir
...