Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Ene 202110:00

Nylstar salta a la calle: el grupo de hilatura abre tienda en Paseo de Gracia

La compañía, fabricante del hilo de nylon Meryl, ha reenfocado su actividad con la pandemia: de dirigirse al sector moda y deporte, ahora se centra en los tejidos de protección.

26 Nov 2020 — 05:00
P. Riaño
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Nylstar salta a la calle: el grupo de hilatura abre tienda en Paseo de Gracia

 

 

Otro grupo industrial se lanza a la carrera por posicionarse entre el público final. La compañía catalana Nylstar, fabricante del hilo de nylon Meryl, abre un establecimiento en una de las calles más solicitadas de España: Paseo de Gracia. La empresa ha puesto en marcha una tienda a pie de calle para llegar al público final y al profesional.

 

El punto de venta de Nylstar está ubicado en el número 124 de Paseo de Gracia, en un local anteriormente ocupado por la firma de complementos Lupo, que forma parte del mismo grupo que Nylstar, Praedium.

 

Con este movimiento, Nylstar se suma al grupo de empresas industriales que se centran en convertirse en marcas ingrediente: es decir, componentes industriales conocidos y demandados por el consumidor final, como Gore-Tex, Swarovski o Lycra.

 

Tal y como ha explicado Alfons Cirera, propietario de Praedium y primer ejecutivo de Nylstar, la tienda se mantendrá abierta de forma temporal, a la espera de que el tráfico turístico del que se nutre Lupo se recupere.

 

En el establecimiento, que ha sido reformado y adaptado a la imagen de la empresa industrial, Nylstar distribuye mascarillas al público final, pero también vende tejidos antibacterianos al público profesional, con clientes como colegios y hospitales.

 

 

 

 

La pandemia del Covid-19 ha hecho que Nylstar adapte su actividad y enfoque su hilatura hacia la protección. Así, la empresa ha pasado de dirigirse al sector de la moda y el deporte al de la salud.

 

La compañía acaba de lanzar una mascarilla fabricada 100% con su tejido Meryl Skinlife Force y que cuenta con protección HeiQ Viroblock permanente, lo que permite proteger completamente frente a la proliferación de bacterias, virus y hongos en el tejido. Las mascarillas son, además, reciclables, pues el hilo puede volver a ser utilizado.

 

Para la producción de las mascarillas y el tejido antibacteriano, Nylstar se ha aliado con tejedores y confeccionistas catalanes. La fábrica de la empresa, que suma 120 empleados, produce actualmente más de veinte toneladas mensuales del hilo Meryl.

 

La factoría de la compañía está ubicada en Blanes (Girona), donde suma 60.000 metros cuadrados de superficie construida. Actualmente, la empresa exporta el 90% de su producción, con clientes en más de sesenta países del mundo. 

 

Fundada en 1923, Nylstar se convirtió en los años cincuenta en el primer productor de nylon 6.6 de Europa. Sin embargo, los cambios en el aprovisionamiento de los grandes grupos textiles pasaron factura a la empresa, que se vio sumida en una profunda crisis.

 

El hilador gerundense reactivó su producción a finales de 2016 después de ocho meses de parón. La fábrica inició entonces la fabricación a medio gas y, desde entonces, ha ido incorporando nuevas líneas de producción. Desde su adquisición, Cirera asegura que acumula una inversión de catorce millones de euros en la empresa.

Publicidad
Comentar
Compartir
...