Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

03 Ago 202118:39

Nylstar sale al mercado en busca de socios para impulsar su negocio

La empresa española fabricante del hilo de nylon Meryl ultima un acuerdo para implantar tecnología seamless en sus instalaciones, al tiempo que busca un socio industrial para impulsar su negocio.


10 Sep 2019 — 04:57
P. Riaño
Compartir
Me interesa

Nylstar sale al mercado en busca de socios para impulsar su negocio

 

 

Nylstar se abre a la búsqueda de socios para impulsar su crecimiento. El grupo industrial

español, dueño del hilo Meryl, baraja la incorporación de un nuevo accionista para lograr recursos para desarrollar su negocio. Nylstar, controlada por el fondo Praedium y liderada por Alfons Cirera, es proveedor de compañías como Inditex, Adidas o Lululemon.

 

Según han explicado a Modaes.es fuentes de la empresa, Nylstar ha mantenido conversaciones con algunos candidatos a entrar en su capital. La empresa plantea una alianza con un socio financiero (excluyendo compañías de capital riesgo) para que tome una participación minoritaria a través de una ampliación de capital.

 

Por otro lado, la compañía también ultima la constitución de una joint venture (empresa conjunta) con un socio industrial para implantar tecnología seamless (sin costuras) en sus instalaciones y sus procesos.

 

La tecnología seamless se utilizaba inicialmente para medias y prendas íntimas, pero con el paso de los años se ha ido extendiendo a otros segmentos, como prendas exteriores y deportivas. Las máquinas de seamless confeccionan a partir de tubos y el acabado requiere intervenciones mínimas, lo que facilita que la producción se realice en cercanía al ser poco intensivo en mano de obra.

 

 

 

 

Nylstar se encuentra en negociaciones con dos grupos industriales especializados en esta tecnología para implantar sus soluciones en sus instalaciones de Blanes. Los planes de la empresa pasan por crear una joint venture participada al cincuenta por ciento, de manera que el grupo industria llevaría a cabo la inversión en maquinaria y Nylstar se encargaría de la comercialización. El nuevo socio sería el proveedor de seamless de Meryl, pero también podría abrirse a otros clientes.

 

Con una inversión acumulada en los últimos años de más de veinte millones de euros desde la adquisición por parte de Praedium, Nylstar prevé alcanzar resultado bruto de explotación (ebitda) positivo en 2019.

 

La compañía se ha marcado asimismo el objetivo de alcanzar unas ventas de diez millones de euros en el ejercicio 2019, lo que supondrá un crecimiento del 25% respecto al año anterior. En 2018, la empresa elevó un 50% sus ingresos. 

 

 

 

 

La fábrica de la compañía está ubicada en Blanes, donde suma 60.000 metros cuadrados de superficie construida. Actualmente, la empresa exporta el 90% de su producción, con clientes en más de sesenta países del mundo. El nylon reciclado producido en la factoría de Blanes ha obtenido recientemente el visto bueno de la etiqueta Join Life de Inditex.

 

Fundada en 1923, Nylstar se convirtió en los años cincuenta en el primer productor de nylon 6.6 de Europa. Sin embargo, los cambios en el aprovisionamiento de los grandes grupos textiles pasaron factura a la empresa, que se vio sumida en una profunda crisis

El hilador gerundense reactivó su producción a finales de 2016 después de ocho meses de parón. La fábrica inició entonces la fabricación a medio gas y, desde entonces, ha ido incorporando nuevas líneas de producción.

Publicidad
Comentar
Compartir
...