Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Nov 201710:49

h Equipamiento

Los trabajadores de Nylstar anuncian movilizaciones contra el ERE sobre el 80% de la plantilla

La plantilla se niega a aceptar el expediente y exigirá la intermediación de la Generalitat de Catalunya en el conflicto

15 Jul 2016 — 16:09
S. Riera. Blanes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa
Los trabajadores de Nylstar anuncian movilizaciones contra el ERE sobre el 80% de la plantilla

Las movilizaciones regresan a Nylstar. Los trabajadores rechazan el nuevo expediente de regulación de empleo sobre 185 empleados, el 80% de la plantilla, y exigen la intermediación de la Generalitat de Catalunya. Los trabajadores del histórico fabricante de hilo de Blanes (Girona) anuncian también movilizaciones.

 

La empresa presentará el nuevo ERE el próximo martes. La primera de las manifestaciones tendrá lugar el próximo 27 de julio por la tarde por el centro de la localidad gerundense. En esta ocasión, los representantes sindicales ya han asegurado que no se sentarán a negociar.

 

Los trabajadores, que esta mañana se han concentrado delante de la fábrica, se muestran totalmente desconfiados con la dirección y han asegurado que realizarán turnos para vigilar que no se sustraigan activos de las instalaciones. La dirección habría comunicado a la plantilla que no carece de liquidez suficiente para reanudar la actividad.

 

Un plan que no se ejecutó

Praedium, el grupo inversor propiedad de Alfonso Cirera, rescató Nylstar de los juzgados en 2011. Cuatro años antes, la empresa había entrado en concurso de acreedores. Cirera se hizo con la empresa con el compromiso de mantener la plantilla.

 

La empresa fichó entonces a Zígor Kortázar un directivo de corte industrial y colocó también al frente a su mano derecha en Praedium, Joan Miquel Joaquim. Poco después invirtió dos millones de euros en recuperar la marca Meryl, después de que su anterior propietario encarase el proceso de liquidación.

 

A partir de Meryl, el nuevo dueño de Nylstar quiso devolverle su carisma como marca ingrediente, no sólo para el hilo sino para toda la cadena de valor. A lo largo de los dos últimos años, las instalaciones de la factoría de Blanes se llenaron de diseñadores, comerciales,  expertos en márketing, en redes sociales o branding. La empresa creó divisiones para el desarrollo de tejidos y de prendas.

 

 

Nylstar se reforzó el equipo con profesionales de DogiDBApparel (ahora Hanesbrands) e incluso Desigual. La empresa llegó a abrir oficinas comerciales en Nueva York y entabló conversaciones para crear estructura en China y Sri Lanka. Los planes de la empresa eran verticalizar y trabajar toda la cadena de valor a partir del hilo. La fase final de este proyecto era la creación de una marca de moda con Meryl y la apertura de establecimientos. Pero esto ni siquiera llegó a tomar forma.

 

El de ayer es el cuarto ERE que ha presentado sobre la plantilla en esta última etapa bajo la batuta de Cirera. Pese a tener el plan en marcha, las cosas empezaron a torcerse a finales de 2015: Nylstar rompió con el fabricante de tejido elástico Puntiblond y dejó en el aire uno de los eslabones de la cadena y presentó una reordenación de la jornada de la plantilla, que desató la primera de las alarmas.

 

En lo que va de año, la situación ha ido empeorando. En febrero, los trabajadores denunciaron los primeros retrasos en las nóminas y la empresa paralizó la producción por un problema con la caldera, así como por el impago de la luz. Ante este nuevo escenario, la empresa presentó un ERE temporal que afectó a la totalidad de la plantilla. Días antes de su incorporación a su puesto de trabajo, la dirección anunció un ERE sobre 73 personas y obligó al resto de la plantilla a coger vacaciones. En menos de una semana, el propietario de Nylstar, ha decidido ampliar el ERE a 185 empleados.

 

Lupo y Montefibre

Los planes de Cirera sobre Nylstar también contemplaban otras dos adquisiciones que el inversor catalán llevó a cabo en los últimos años, a los que también rescató de los juzgados. Con Lupo, el empresario quiso expandir su gama de producto más allá del bolso. El equipo de la marca se trasladó a las instalaciones de Nylstar en Blanes y llegó a elaborar dos colecciones de moda.

 

A principios de 2015, Lupo perdió a su consejero delegado, Manuel González-Tarrío, que procedía del ámbito inmobiliario, como Cirera. Le sustituyó la ex directora de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Mireia Armengol. La directiva abandonó en estos últimos meses la marca, que ha trasladado de nuevo sus oficinas en Barcelona.

 

Por último, Cirera compró Montefibre y quiso replicar en él el mismo plan que tenía para Nylstar. Sin embargo, se topó con la negativa de Endesa, el principal deudor del fabricante de hilo, que se negó a firmar el convenio de acreedores. Hace casi dos años que Praedium compró Montefibre, pero todavía no ha reabierto la factoría.

 

 

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...