Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

28 Nov 202018:11

Los centros comerciales catalanes exigen poder reabrir y alertan de las secuelas del cierre

Ante la prohibición de reabrir hasta, como mínimo, el 21 de diciembre, las asociaciones del sector denuncian las “graves consecuencias económicas y laborales” que comporta.

18 Nov 2020 — 19:30
Modaes
Compartir
Me interesa

Los centros comerciales catalanes exigen poder reabrir y alertan de las secuelas del cierre

 

 

El sector comercial catalán se rebela contra el cierre obligado. La Asociación Catalana de la Empresa Familiar del Retail, Comertia, Barcelona Oberta y la Asociación Española de Centros y Parques Comerciales (Aecc) han exigido a la Generalitat catalana la reapertura inmediata de los centros comerciales en la región.

 

Según el plan de desescalada del Gobierno catalán, los centros comerciales no podrán reabrir hasta, como mínimo, el 21 de diciembre. En este sentido, los representantes del sector han reivindicado “la total seguridad de estos espacios, que cumplen los protocolos de seguridad más estrictos”.

 

El sector ha alertado de “las graves consecuencias económicas y laborales del cierre”, ya que los centros comerciales dan trabajo a 70.000 personas en la región. Actualmente, más de 3.000 tiendas de los 3.700 locales que hay en los centros comerciales catalanes han sido obligadas a cerrar sus puertas.

 

 

Según el comunicado remitido por las asociaciones, las medidas tomadas por el Gobierno liderado por Pere Aragonès, “generan una gran inseguridad a los ciudadanos que optarán por realizar sus compras a través de internet, hecho que afectará negativamente al comercio local, generando un agravio comparativo con los grandes players del ecommerce”.

 

El sector, que ha reafirmado “su total disposición a colaborar y estudiar medidas adicionales de seguridad que eviten el cierre”, apunta que los propietarios de los inmuebles han invertido treinta millones de euros en medidas de seguridad sanitaria para preparar la reapertura realizada en primavera.

 

Por otro lado, las asociaciones señalan que la campaña de Navidad “era la última oportunidad para recuperarse de un año lleno de complejidades” y que el cierre provocará que “sea más complicado” el refuerzo de plantillas que se realiza habitualmente en noviembre y diciembre.

Publicidad
Comentar
Compartir
...