Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

08 Dic 202114:31

Latitude engrosa su red de talleres ‘eco’ a las puertas de lanzar su propia marca

La compañía de confección sostenible se vuelca ahora en su enseña, que empieza a comercializar con una pequeña colección de tan solo cuatro prendas.

12 Dic 2016 — 04:39
S. Riera
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

 

Latitude engrosa su red de talleres eco. La empresa gallega de confección, especializada en procesos sostenibles, tiene previsto poner en marcha en Madrid su primer taller fuera de Galicia. La compañía, pilotada por María Almazán, continúa así gestionando producciones mientras vuelca todos sus esfuerzos en el lanzamiento de su marca, cuyas primeras prendas saldrán al mercado esta semana.

 

Fundada hace dos años, Latitude echó a andar como empresa coordinadora para terceros de producciones de prendas de vestir de manera sostenible en talleres de Galicia con el apoyo de dos fondos de inversión, Xesgalicia (el brazo inversor de la Xunta de Galicia) y Vigo Activo. Sin embargo, el pasado verano la actividad de la empresa dio un giro de 180 grados para sumergirse en el desarrollo de su propia marca de moda. Para esta nueva etapa, la empresa dio entrada a un fondo californiano especializado en la inversión en empresas sostenibles.

 

Pese a centrar ahora todos sus esfuerzos en el lanzamiento de su propia enseña, Latitude mantiene su negocio original, aunque ha dejado de promocionarlo. “En la actualidad, hay unas diez marcas trabajando con los talleres”, señala Alamazán. “Nuestra misión en este proyecto es poner en común marcas y talleres y, una vez se estabiliza esta relación, nosotros salimos”, asegura. Sin embargo, y a pesar de tener esta actividad en stand by, Latitude tiene previsto añadir un nuevo taller a su red.

 

 

La empresa ha firmado un acuerdo de colaboración con una ONG especializada en ayudar a mujeres en riesgo de exclusión para abrir en el centro de Madrid una pequeña factoría social especializada en la producción de prendas. Según Almazán, este taller trabajará bajo los mismos estándares y el mismo sistema que los de Galicia, pero con la peculiaridad de que el aspecto social primará sobre el industrial. “Por el momento, ya hay dos grandes marcas españolas que nos han mostrado su compromiso para empezar a trabajar con nosotros en este nuevo taller”, asegura la empresaria.

 

La puesta en marcha de este taller también servirá de revulsivo para que Latitude retome la promoción de esta actividad, en la que ya están implicados cinco talleres de confección y dos especializados en acabados textiles.

 

De hecho, de esta estructura se nutre también su propia marca, que sale al mercado de manera inminente con una primera pequeña colección para tantear el mercado. Se trata de una línea flash, que servirá para calentar motores mientras se ultima el lanzamiento de la colección primavera-verano 2017, que incluirá líneas de hombre y de mujer, y cuyos precios oscilarán entre setenta euros una camisa y 800 euros un traje sastre de lana.

 

Por el momento, Latitude iniciará la comercialización de esta primera incursión a través de su propia plataforma de ecommerce. Más adelante, con el lanzamiento de la primera colección propiamente dicha, la empresa contempla la puesta en marcha de pop up stores en ciudades como Santiago de Compostela, Vigo, Madrid y Barcelona. En una segunda fase, la compañía también contempla la apertura de tiendas efímeras en el extranjero, en capitales como Londres o Berlín.

Publicidad
Comentar
Compartir
...