Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Oct 201802:28

h Equipamiento

La histórica Cremalleras Rubí, ‘rescatada’ de nuevo por sus trabajadores

25 Feb 2015 — 04:57
S. Riera
Temas relacionados
Me interesa

Los trabajadores salvan por segunda vez a Cremalleras Rubí del cierre. La compañía, que se encuentra en proceso de liquidación, mantiene la actividad a la espera de que el juez acepte la oferta de compra de la unidad productiva que ha presentado la plantilla, según ha explicado el director general de la empresa, Rafael Barbé, a Modaes.es.

 

El directivo, que lleva vinculado a la compañía más de tres décadas, ha asegurado que los trabajadores presentaron su propuesta el mismo día en que se procedió a la liquidación. Antes de que el juez falle a favor o no de la oferta de la plantilla, se abrirá un periodo para la presentación de otras solicitudes.

 

Esta sería la segunda vez que los trabajadores se hacen con el control en Cremalleras Rubí. La primera fue en 1981. Sin embargo, no son los mismos socios los que ahora pujan de nuevo por la empresa. “La mayoría de la gente de entonces ya no está, han pasado muchos años”, asegura Barbé.

 

En la actualidad, la plantilla de Cremalleras Rubí está formada por 116 personas. Así que, de prosperar su oferta de compra, la nueva compañía resultante contaría con 116 socios. Barbé, que continuaría liderando la nueva empresa, ha explicado que la estructura financiera saldría reforzada con la suma de la capitalización del paro de todos los empleados, cuyos contratos quedarían rescindidos tras la liquidación de la actual sociedad.

 

Cremalleras Rubí se vio abocada a la liquidación ahogada por la deuda. La compañía entró en concurso de acreedores en 2009 para abandonarlo dos años después. Sin embargo, la empresa mantuvo una situación financiera muy frágil por un fuerte endeudamiento consecuencia de un proceso de redimensionar la plantilla.

 

La compañía cerró 2014 con ventas de 9,5 millones de euros, una cifra que dista de la facturación récord de 2006, cuando la empresa alcanzó trece millones de euros. La empresa produce más de 200.000 cremalleras diarias y trabaja con más de 2.000 clientes en 42 países. Las exportaciones continúan generando el 65% del negocio del grupo.

 

Cremalleras Rubí, con sede en Rubí (Barcelona) es una de las compañías más antiguas en España dedicada a la fabricación de cremalleras. La empresa se fundó en 1926 y poco después la compañía británica Imperial Metalurgic Industries (IMI) se hizo con ella asociándose con el fabricante alemán Opti.

 

La empresa lideró el mercado europeo hasta finales de los setenta cuando irrumpió en el continente el gigante japonés YKK. La filial española suspendió pagos en 1981 y, cuatro años después, la compraron sus 256 empleados, convirtiéndola en una sociedad anónima laboral (SAL). La empresa recuperó el nombre de Cremalleras Rubí en 1996.

Publicidad
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...