Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

12 Abr 202118:29

La fusión entre Luxottica y Essilor ‘sacude’ el mercado de la óptica en España

La creación de un gigante mundial de la óptica generará movimientos en el mercado local, porque las empresas necesitan alcanzar volumen para seguir compitiendo con éxito.

16 Ago 2018 — 05:00
J. Cevallos
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La fusión entre Luxottica y Essilor ‘sacude’ el mercado de la óptica en España

 

 

Golpe al tablero en la distribución óptica. La fusión entre Luxottica y Essilor, que obtuvo el pasado julio luz verde de las autoridades de la competencia china, ha abierto la puerta a una reorganización en el mercado español, que se materializará a través de acuerdos y alianzas para seguir compitiendo en un sector que cuenta con una red comercial de más de diez mil puntos de venta.

 

Luxottica y Essilor han formado una compañía con una capacidad de facturar 16.000 millones de euros a escala global, apoyándose en una cartera de marcas como Ray-Ban, Chanel, Persol y Michael Kors, entre otras. Además, ambas empresas poseen con una potente red de distribución en el retail, con cadenas como GMO, Salmoiraghi&Vigano, Sunglass Hut o Lens Crafters, y plataformas de ecommerce.

 

En pleno proceso de fusión, las dos empresas fueron sumando músculo e incorporaron a su estructura a Barberini, uno de los mayores fabricantes italianos de lentes para gafas de sol y de vista, en una operación valorada en 140 millones de euros.

 

 

 

 

“La fusión traerá consecuencias y nos obligará a cambiar alineamientos y estrategias”, reconoce Iñaki Palomino, director general de Visual Global. “Tendremos que trabajar en conjunto con otras empresas”, añade.

 

Los movimientos en España no tardarán en producirse, ya que se trata de un mercado muy fragmentado, compuesto por más de diez mil puntos de venta, según datos del último Libro Blanco de la Visión.

 

El mercado español, además, es muy heterogéneo, ya que registra la presencia de grandes operadores como Alain Afflelou, General Óptica, Visionlab, Multiópticas y Opticalia, pero también de pequeñas empresas que tienen un solo punto de venta. A todo eso hay que sumar a los fabricantes locales de gafas de sol y a los distribuidores de otras marcas.

 

 

 

 

El español es un mercado con muchos grupos y cadenas, en el que tendrá que haber una reorganización en la distribución, con la unificación de puntos de venta”, dice Palomino. “Las empresas tendrán que formar alianzas estratégicas o fusionarse, para tener un volumen que les permita competir con Luxottica y Essilor”, añade.

 

El mercado español de la óptica cerró 2017 con unas ventas de 2.080 millones de euros, un 0,5% más respecto a 2016, según datos de la consultora Gfk. Las gafas de sol y las monturas representar un tercio de la facturación.

 

Luxottica y Essilor iniciaron su proceso de fusión en enero de 2017 con el objetivo de crear una empresa con más de 140.000 trabajadores y que comercializa sus productos en más de 150 países, entre los que se encuentra España. La nueva compañía tiene una facturación superior a los 16.000 millones de euros.

 

 

 

 

Desde su creación en 1961, Luxottica ha construido una cartera de marcas de gafas destacable, incluyendo Ray-Ban y Oakley, así como la licencia de firmas internacionales de lujo. Essilor, por su parte, trabaja en el segmento de las lentes oftálmicas y ha creado marcas reconocidas a escala global como Varilux, Eyezen, Crizal y Transitions.

 

El pasado 1 de marzo, la Comisión Europa dio luz verde a la fusión, apuntando que “no tendrá efectos negativos sobre la competencia en el Espacio Económico Europeo ni en una parte sustancial del mismo”. Cuatro meses más tarde, las autoridades de la competencia en China también dieron su visto bueno a la operación, cuyo cierre está previsto que suceda en el tercer trimestre de 2018.

 

Ahora, el único escollo pendiente para la fusión es obtener el visto bueno de las autoridades de la competencia de Turquía. El pasado marzo, Luxottica y Essilor obtuvieron el beneplácito de los órganos homólogos en la Unión Europea y Estados Unidos, mientras que posteriormente se sumaron otros catorce países a la luz verde.

Publicidad
Comentar
Compartir
...