Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

13 Jul 202004:32

Intu, atrapada por la moda: el sector copa el 28% de sus ingresos por rentas

El mayor cliente del gigante de los centros comerciales es la cadena británica Next, con 19 alquileres y un 4% de los ingresos, y que en los últimos años ha acusado una caída de sus ventas en retail.

13 Mar 2020 — 04:47
Iria P. Gestal / Marc Vidal Ordeig
Compartir
Me interesa

Intu, atrapada por la moda: el sector copa el 28% de sus ingresos por rentas

 

 

La moda arrastra a Intu. Mientras los nuevos centros comerciales abrazan la restauración y el ocio, el gigante británico de los centros comerciales continúa teniendo una gran dependencia del sector de la ropa y los complementos, que copa catorce de los veinte mayores clientes de la empresa.

 

La compañía británica cerró 2019 con unas pérdidas de 2.021 millones de libras (2.304 millones de euros) en 2019, un 72% superiores a las pérdidas registradas en 2018, y con una reducción de ingresos del 6,7%. Además, la empresa prevé que la facturación siga cayendo en 2020 a causa de los problemas de sus operadores, que han negociado a la baja parte de sus alquileres por su mala situación económica.

 

Los veinte mayores clientes de Intu copan en total el 39% de sus ingresos por rentas con 381 contratos. Sólo la moda copa 231 alquileres y el 28% de la facturación. Al hándicap de depender tanto de un sector en transformación y que cuenta con las mayores tasas de penetración online se suma que la gran mayoría de sus inquilinos son británicos, precisamente el mercado europeo que más ha sufrido el Apocalipsis Retail y cuyas cadenas están menos internacionalizadas.

 

 

 

 

Un ejemplo de ello es Next. La cadena de moda es el mayor cliente de Intu, con una cuota del 4% sobre los ingresos, pese a mantener sólo 19 contratos. Según los últimos datos disponibles, la empresa cerró los nueve primeros meses de 2019 (periodo finalizado el 30 de octubre) con un crecimiento de las ventas full price del 3,1%. Sin embargo, el avance estuvo impulsado por el online, que creció un 11,1%, mientras que el retail físico redujo la facturación un 4,8%.

 

Tras la cadena de parafarmacias Boots, el siguiente mayor inquilino de Intu es Arcadia, uno de los mayores grupos británicos de distribución de moda y dueño de Topshop. La empresa lleva varios años inmersa en un profundo plan de reestructuración y el año pasado recurrió a un acuerdo de insolvencia (CVA, en sus siglas en inglés) para evitar el concurso.

 

El pacto incluyó el despido de 170 empleados en sus oficinas centrales y el cierre de 23 tiendas en Reino Unido e Irlanda. En 2018, la compañía, controlada por el empresario Philip Green, registró unas pérdidas operativas de 137,5 millones de libras, frente a los 119,3 millones de libras del año anterior, y redujo su beneficio un 4,5%.

 

El cuarto mayor inquilino de Intu tampoco presenta un escenario más halagüeño. Los grandes almacenes Debenhams, que copan el 3% de los ingresos del grupo, atraviesan un proceso de recortes tras entrar en pérdidas en 2018. La compañía anunció que cerraría hasta cincuenta tiendas en un plazo de tres a cinco años y fichó a una experta en reestructuraciones para su consejo.

 

 

 

 

La situación mejora en los dos siguientes mayores inquilinos de Intu: H&M y Primark. El grupo sueco continúa elevando sus ventas y no ha atravesado procesos como los de los operadores británicos, aunque también ha tomado medidas para combatir la caída de ventas en Reino Unido.

 

El año pasado, la compañía comenzó a renegociar con sus caseros para vincular las rentas a la evolución de la facturación en cada tienda, excluyendo las ventas online y las devoluciones. Los propietarios de los locales adujeron que la propuesta era “muy agresiva”, pero reconocieron que H&M cuenta con un poder importante por su amplia presencia en el retail británico. 

 

La medida comenzará a aplicarse en la renegociación de las rentas que expiran en 2020 y en los nuevos contratos. Aun así, a cierre de 2018, la compañía vinculaba ya el 18% de sus alquileres a la evolución de las ventas.

 

 

 

 

Primark, por su parte, mantiene una estrategia de expansión con retail, que ha sostenido en los últimos años el crecimiento de sus ventas. Con once alquileres, Primark representa el 2% de los ingresos por rentas de Intu. Otro de sus valores seguros es JD Sports, especializada en deporte y que se encuentra en plena expansión.

 

En cambio, entre las marcas con una cuota del 2% sobre las rentas de Intu se encuentran también cadenas británicas como New Look, River Island y Marks&Spencer, todas ellas inmersas en una reestructuración.

 

Sólo en el último año y medio, New Look ha cerrado 98 tiendas en Reino Unido e Irlanda en el marco de un CVA, ha salido de China, ha dejado de vender moda masculina en su mercado local, ha reordenado su aprovisionamiento y ha refinanciado más de mil millones de libras de deuda.

 

 

 

 

Aun así, el grupo ha reconocido que estas medidas “no han sido suficientes para impulsar el crecimiento y robar cuota a rivales más fuertes como Zara y Primark”, según declaraciones recogidas por Financial Times.

 

River Island, por su parte, cerró el último ejercicio con un beneficio de 35,1 millones de libras, frente a los 80,6 millones del año anterior, y un descenso de las ventas del 2,7%, pese a que el online y el multimarca se mantuvieron al alza. En este contexto, la empresa se sumó a H&M y pidió el año pasado rebajas de hasta un 40% a sus caseros y comenzó a negociar vincular una mayor parte de sus rentas a los ingresos en tiendas.

 

Por último, Marks&Spencer lleva cuatro años inmersa en una profunda reestructuración que ha supuesto el cierre de cientos de establecimientos y su desplome en bolsa, lo que le llevó a salir del índice Ftse 100 de la Bolsa de Londres.

 

Completan el top 20 de clientes de Intu Superdry, Watches of Switzerland, Inditex, Clarks y Fraser, todos con una cuota del 1%. 

 

En España, la empresa ha desinvertido este año en los centros comerciales de Intu Asturias, en Oviedo, e Intu Puerto Venecia, en Zaragoza. Además, prevé poner en el mercado Intu Xanadú, en Madrid, a partir de verano para conseguir liquidez que le permita dar respuesta a las obligaciones de deuda. Por el momento, la compañía continúa con sus planes de construcción de Intu Costa del Sol, aunque tampoco descartar venderlo cuando las obras estén más avanzadas. 

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...