Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

03 Dic 202106:05

Igualada Fashion Lab, herencia del gigante Vivesa para modernizar el ‘hub’ español del punto

Uno de los corazones industriales del textil en España se propone ganar visibilidad nacional y europea en pleno giro hacia la producción en proximidad. Igualada pone en marcha Igualada Fashion Lab, con una inversión de 650.000 euros.

22 Nov 2021 — 04:57
Modaes
Compartir
Me interesa

Igualada Fashion Lab, herencia del gigante Vivesa para modernizar el ‘hub’ español del punto

 

 

Cuando las empresas de moda vuelven a poner su mirada sobre la producción en proximidad tras la crisis de demanda provocada por el Covid en 2020 y por la ruptura de la cadena de suministro en 2021, los hubs españoles de la industria textil se apresuran a vestir sus mejores galas. Igualada, corazón español del género de punto, toma la herencia del antiguo gigante Vives Vidal Vivesa para poner en marcha Igualada Fashion Lab, una instalación que debe servir para poner en el escaparate a las empresas de la región catalana y acercarlas a cada vez más potenciales clientes.

 

Igualada Fashion Lab quiere ser un contenedor en el que se desarrollen proyectos relacionados con la innovación, la capacitación profesional, la promoción industrial y el emprendimiento vinculados al textil y la moda, especialmente de la comarca de la Anoia, pero también de toda Cataluña. Sus impulsores, entre los que destacan el clúster catalán de la moda Modacc y el Ayuntamiento de Igualada, se inspiran en el Textile Fashion Center de Suecia, ubicado en el área de Boras, que ha albergado actividad textil durante más de cien años.

 

El complejo catalán no sólo se ubica en una región de histórica tradición textil, si no que su emplazamiento físico fue en el pasado uno de los bastiones de la industria de española. Tras una década cerrado y degradándose, el edificio que acogió a Vives Vidal Vivesa en el pasado reabre sus puertas con cerca de 1.300 metros cuadrados de instalaciones.

 

Vives Vidal fue uno de los puntales del textil en Igualada, abanderando a nutrido grupo de empresas dedicadas sobre todo al punto, como Industrias Valls (Punto Blanco), Fabrilmalla (Jim) o Biosca Riera (Escorpión). Los orígenes de la actual Vanity Fair, que hace cinco años trasladó su sede a L’Hospitalet de Llobregat, se remontan a 1949.

La compañía, fundada por el empresario igualadino Josep Maria Vives Vidal, tomó impulso gracias a la licencia internacional de la estadounidense Warner’s. Más tarde, el grupo expandió el negocio con la creación de una marca propia, Intima Cherry, y la adquisición de otras, como Gemma o Belcor. A principios de los noventa, Vivesa fue adquirida por el grupo estadounidense VF Corporation, llegando a ser la tercera empresa de íntimo de Europa. 

 

Al inicio de la década del 2000, Vives Vidal continuaba empleando en su planta de Igualada más de un millar de trabajadores y facturaba alrededor de 250 millones de euros. En 2005, el grupo pasó a manos de otra empresa estadounidense, Fruit of the Loom, propiedad de Berkshire Hathaway, y dio un giro de 180 grados a su estrategia. Con la entrada de los nuevos inversores, la empresa fue reduciendo su actividad en Igualada hasta abandonar la ciudad de manera definitiva.

 

 

 

Presupuesto y objetivos

Centrado en el punto, Igualada Fashion Lab pretende convertirse en un punto de encuentro de para las empresas y forma parte del  Plan de Especialización Competitiva Territorial (Pect) de las industrias del diseño de Igualada y la Anoia, presentado en 2016 por el Ayuntamiento de Igualada y la Generalitat de Cataluña. En conjunto, el Pect tiene un presupuesto de dos millones de euros, 650.000 euros de los cuales se han destinado a esta instalación. La Generalitat ha aportado la mitad de los recursos mediante fondos Feder de la Unión Europea, mientras la otra mitad va a cargo del consistorio de la localidad y del resto de socios, incluyendo la Diputación de Barcelona.

 

Una vez completada la rehabilitación del edificio de la antigua Vives Vidal, ubicado en el número 53 de la calle Lleida de Igualada, el nuevo complejo se centrará en dotarse de contenidos y establecer su modelo de gestión económica. Además de impulsar proyectos que faciliten el desarrollo de las empresas de la región, el centro tendrá como objetivo la promoción de la capacidad industrial textil y de adobe de pieles para captar nuevo clientes nacionales y europeos.

 

 

Industria textil en la Anoia

Igualada y sus alrededores se convirtieron en el siglo XIX en el epicentro del sector textil de Cataluña y uno de los más importantes de España en la fabricación de prendas de algodón.  

 

La comarca de la Anoia concentra 104 empresas textiles que ocupan 918 profesionales y facturan 140 millones de euros, según un estudio elaborado por la Fundación para la Innovación Textil (Fitex) en colaboración con el Ayuntamiento de Igualada. El textil concentra el 27% del sector industrial de la comarca.

 

Sumando también el cuero y el sector manufacturero, la ocupación llega a 1.400 profesionales y el volumen de negocio asciende a 220 millones de euros, lo que le convierte en el primer sector industrial del territorio.

Publicidad
Comentar
Compartir
...