Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Jun 201801:02

h Equipamiento

El futuro de Montefibre, en el aire ante el plan de extinción de 190 empleos

25 Nov 2014 — 04:57
S. Riera
Compartir
Me interesa

El futuro de Montefibre vuelve a estar en jaque. La continuidad de la actividad en la compañía está todavía sujeta a la formalización de la entrada de Praedium en el capital y a la ejecución de un expediente de regulación de empleo (ERE) para la extinción de 190 contratos, el 90% de la plantilla.

 

La incertidumbre planea en el presente y el futuro del fabricante de hilatura, con sede en Miranda de Ebro (Burgos). Praedium firmó con los propietarios de la planta un acuerdo para tomar el control de la compañía a través de una ampliación de capital, pero por el momento, la operación todavía no se ha ejecutado.

 

Los actuales propietarios del productor de hilatura, el grupo italiano Montefibre, dieron a principios de noviembre un giro inesperado anunciando un ERE sobre el 90% de la plantilla. Este expediente supera con creces el recorte de personal que contempla el plan de viabilidad de la empresa. Las negociaciones con los trabajadores están abiertas hasta el próximo 3 de diciembre.

 

De rescindir los contratos a 190 personas, Montefibre no podría garantizar su continuidad, según han explicado fuentes sindicales a Modaes.es. Sin embargo, la empresa podría reabrir volviendo a contratar a ex trabajadores, si bien este movimiento complicaría el futuro de la empresa.

 

Sin embargo, los planes del grupo inversor son firmes. Praedium alcanzó en abril un acuerdo con la empresa italiana Montefibre para adquirir el 90% de la planta española. El 10% restante se quedará en manos de los actuales propietarios. El pasado octubre, el pacto con el nuevo inversor se formalizó después de que los acreedores, en mayoría, dieran luz verde a una quita del 60% de la deuda y a un nuevo calendario de pagos. Con dicho acuerdo, que sólo contó con la negativa de Endesa (el principal acreedor), Montefibre afianzó su continuidad.

 

Pero Praedium todavía no ha realizado la inyección de capital prevista y la planta española continúa hoy en manos del grupo italiano. Sin embargo, la compañía inversora, presidida por Alfonso Cirera, ya ha anunciado que contempla el retorno de la actividad a la fábrica sin la planta de cogeneración para principios de 2015.

 

La apuesta de Praedium por Montefibre se enmarca en su proyecto de construcción del grupo de moda Nylstar Fashion Group. El grupo inversor trata de ganar peso en la industria de la moda a través de adquisiciones. La compañía se hizo con el fabricante de nylon Nylstar en 2009 y continuó con su política de compras en 2013 con el confeccionista BMP y la marca de bolsos Lupo. En 2014, Praedium ha mantenido su estrategia con el acuerdo de compra de Montefibre y una propuesta por hacerse con el hilador catalán Sisa 1952.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...