Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

28 Nov 202006:23

Control de aforo, temperatura y desinfección: las tecnologías para el retail post Covid-19

El control de aforo será una de las primeras medidas que deberán implementar los retailers en las tiendas para garantizar la distancia mínima de seguridad

04 May 2020 — 04:49
C. Juárez
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Control de aforo, temperatura y desinfección: las tecnologías para el retail post Covid-19

 

 

“Hay espacio disponible, puede pasar”. “Espere, estamos desinfectado”. Probablemente estas serán algunas de las frases que se oigan en los próximos meses al entrar a una tienda de moda. Con la reapertura de los establecimientos en el horizonte, los operadores del sector se preparan con nuevas herramientas para una “nueva normalidad”, que implicará más control y tecnología.

 

El control de aforo será una de las primeras medidas que deberán implementar los retailers en las tiendas para garantizar la distancia mínima de seguridad entre personas de un metro y medio. “La clave será tener un sistema de control de entradas y salidas lo más fiable posible”, Sonia Lamela, de TC Group.

 

La empresa ha puesto en marcha sistema de conteo vinculado a pantallas digitales que permite saber cuánta gente hay dentro de un establecimiento, mide las entradas y salidas de personas, diferencia entre clientes y personal de tienda, mide la rentabilidad potencial del punto de venta y el tráfico exterior.

 

El sistema, además, avisa del porcentaje de ocupación existente respecto al aforo límite establecido. De esta manera, se monitoriza en tiempo real el nivel de ocupación del establecimiento, y en el momento en que el aforo supere el máximo permitido, sonará una alarma, y una persona de la tienda será la encargada de gestionarlo. Implementar esta solución desde cero supondría un coste de unos 2.000 euros por tienda.

 

La compañía también ha desarrollado una solución, TC Check, que permite realizar auditorías en los puntos de venta y asegurar la implementación de hábitos y procesos de trabajo. Este sistema de autoevaluación de ayuda a controlar la implementación de hábitos sanitarios en tienda según los protocolos recomendados y a proteger a todos consumidores de posibles contagios en tienda derivados de falta de seguridad sanitaria. El grupo ofrece esta herramienta de forma gratuita durante 2020.

 

 

 

 

Checkpoint Systems, por su parte, también ha desarrollado un sistema que permite controlar la ocupación de los establecimientos a tiempo real. Smart Occupancy cuenta de forma precisa las entradas y salidas de personas de la tienda y en caso de que la capacidad se sobrepase, el sistema envía una alerta a los empleados.

 

En paralelo, el grupo ha desarrollado otra solución para medir la temperatura de sus clientes en tiempo real. Checkpoint ha puesto en marcha Smart Temperature, que utiliza sensores de IA de medición de temperatura facial que pueden ser dispositivos de mano o colocarse en el techo o paredes, impulsado por algoritmos de análisis inteligente para evaluar a una distancia de tres metros si alguien tiene fiebre.

 

Esta solución permite rastrear la temperatura de hasta diez personas de forma simultánea. Cuando se detectan altas temperaturas, el sistema emite una alerta audiovisual que se puede visualizar a través de una tablet, de forma que el encargado del establecimiento puede tomar las medidas precisas ante la situación.

 

 

 

 

OnTrace, por su parte, es otra compañía tecnológica especializada en la medición de aforo y conteo de personas. El grupo instala en las tiendas sensores 3D para analizar cuánta gente hay en un establecimiento. Ante la pandemia, la compañía ha desarrollado una app en el que el usuario, el encargado del establecimiento, puede conocer el porcentaje de ocupación de la tienda.

 

Esta solución también permite conectarse con elementos externos, como pantallas para que los clientes sepan si pueden entrar o no, o con los sensores de las puertas, que en el caso de que el aforo esté completo, se cierran de forma automática.

 

La desinfección de los puntos de venta y espacios también es otra de las medidas que tendrán que tomar los retailers tras la reapertura. Tecnología fotónicas u ozono son algunas de las soluciones que se están desarrollando para hacer frente a este requisito.

 

El sistema de esterilización mediante LED de luz ultravioleta (UVC), que normalmente se usa para fines de saneamiento y purificación en el ámbito hospitalario, es una de las tecnologías que se están desarrollando en este sentido porque es capaz de eliminar microorganismos, como bacterias o virus e impedir su desarrollo. Secpho, formado por 125 empresas tecnológicas y grupos de investigación, trabaja con algunas empresas que ya están trabajando en este sentido.

 

 

 

 

Una de ellas es Ledmotive, que está desarrollado un producto de iluminación desinfectante para tiendas y hospitales que combina tres conceptos diferentes de iluminación: iluminación UV-C, iluminación violeta e iluminación multiespectral.

 

El principal inconveniente de este sistema es que debe acreditarse que no es dañino para la piel humana, por lo que hasta que el sistema no cuente con la homologación necesaria, la desinfección de los espacios se tendría que hacer por la noche o en momentos donde no haya clientes. Además, esta tecnología también podría ser aplicable para la desinfección de prendas.

 

Purifog, es otra de las compañías relacionada con el sector de la higiene ambiental y salud que ha desarrollado un sistema de desinfección del aire de la mano de Ur Fog. La empresa ha puesto en marcha un generador higienizador modular con acción desinfectante para locales y habitáculos.

 

El sistema, generador de niebla, hace que el tamaño de las gotas nebulizadas en micras arrastre hacia abajo cualquier partícula suspendida en el aire y desinfecta el aire y el 100% de las áreas en contacto a la superficie con solución, compuesta a base de alcohol, dipropilenglicol, agua y sales de amonio cuaternario.

 

 

 

 

La limpieza con ozono también es otra de las soluciones para desinfectar tanto las prendas como los puntos de venta. Este tipo de limpieza se realiza con la liberación de ozono en un espacio y es capaz de eliminar y cortar la posible proliferación de bacterias, hongos, gérmenes y otros microorganismos, ya que tiene un efecto bactericida, virulicida y fungicida, además de desodorización.

 

Algunas compañías como Cosemar Ozono ofrece esta solución para los comercios, con un precio que ronda los cuatro euros por metro cuadrado desinfectado. Además, otros grupos como Expondo venden máquinas de ozono pequeñas donde se pueden introducir joyas o pequeñas herramientas para su desinfección. El precio de cada máquina ronda los quinientos euros.  

 

Por otro lado, otra de las medidas que ha implementado el comercio es la instalación de pantallas de metacrilato para lugares donde no se pueda respetar la distancia de seguridad, como en la caja.

 

Aunque supermercados, farmacias o estancos ya han colocado estas pantallas, no hay una legislación especifica que determine su obligatoriedad. “Es muy difícil tomar decisiones ante la falta de conocimiento”, señala Daniel Carrion, de Márketing Low Cost, que se ha adaptado a la nueva situación.

 

Además, el empresario destaca que el problema de la falta de abastecimiento. “Falta stock de metacrilato y las fechas más próximas para la llegada de los pedidos es julio o agosto, estamos buscando otras medidas como el poliestileno o el pvc”, explica.

Publicidad
Comentar
Compartir
...