Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Nov 201716:28

h Entorno

Tailandia sigue los pasos de Bangladesh y Camboya y negocia un alza del salario mínimo

17 Jul 2015 — 04:57
Modaes
Compartir
Me interesa

Tailandia es otro de los nuevos focos del aprovisionamiento global de la moda que estudia también un alza del salario mínimo. El país asiático, al que ha derivado parte de la producción textil low cost de China, debate ahora una posible subida de los salarios para el próximo año.

 

El salario mínimo actual se sitúa en 300 bahts (8 euros) diarios y los sindicatos piden elevarlo hasta 360 bahts (9,6 euros) diarios. Por el momento, el sector privado se ha mostrado totalmente contrario a emprender cualquier tipo de alza salarial.

 

Una encuesta realizada por la Cámara de Comercio del país entre los empresarios tailandeses concluyó que están dispuestos a aceptar un incremento salarial en base a las categorías laborales y a la formación. Sin embargo, la mayoría de ellos aseguraron ser contrarios a subir los sueldos a corto plazo. De hecho, los encuestados consideraron que el salario mínimo debería fijarse en 293,45 bahts (7,8 euros) diarios, por debajo del actual.

 

La federación de industrias de Tailandia pidió al Gobierno que crease una comisión para analizar posibles modificaciones en el salario mínimo en el país, a pesar de conocer el rechazo que despierta entre muchas de las empresas, que consideran que frenaría la recuperación económica en el país.

 

La patronal industrial del país también realizó un estudio en el que aseguraba que sería asumible para las empresas del sector una mejora de los salarios de entre 310 bahts y 320 bahts (8,3 euros y 8,5 euros) diarios. Se espera que el Gobierno se pronuncie acerca de una posible alza salarial en 2016 a mediados de agosto.

 

Los países del sudeste asiático han ido elevando sus salarios mínimos a medida que han ido incrementando la actividad económica. El desarrollo de sus economías locales en los últimos años ha sido consecuencia de la industria textil, que ha trasladado a esta región parte de la confección de prendas a bajo coste que antes realizaba en China.

 

Sri Lanka, por ejemplo, acordó elevar el salario mínimo hasta 10.000 rupias mensuales (64,7 euros), frente a las 8.500 rupias mensuales (54,9 euros) actuales. El alza salarial del país empezó a aplicarse el pasado 1 de mayo.  A finales de 2014, Camboya cedió también a la presión sindical y subió el salario mínimo hasta 128 dólares mensuales, un 28% superior al que tenían hasta entonces.

 

Vietnam, por su parte, también incrementó el sueldo mínimo este año. El país asiático mejoró el salario un 28%, hasta alcanzar 146 dólares mensuales. Bangladesh, por su parte, fue uno de los primeros países en aceptar un alza del salario mínimo. A finales de 2013, el Gobierno bengalí, muy presionado a raíz de la tragedia del Rana Plaza, optó por elevar el sueldo mínimo un 77%. A pesar del porcentaje, el alza situó el salario en 5.300 takas (50,15 euros) mensuales, que la mantuvo como el país de la región con el sueldo más bajo.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...