Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

31 Jul 202103:41

¿Riesgo país? El coronavirus desplaza la amenaza hacia los mercados maduros

Italia ha procedido al cierre de todos los establecimientos minoristas, excepto supermercados, farmacias o gasolineras para combatir el contagio de la pandemia.

13 Mar 2020 — 04:54
C. Juárez / N. Zaballa
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

¿Riesgo país? El coronavirus desplaza la amenaza hacia los mercados maduros

 

 

Italia, Alemania o Estados Unidos. El riesgo país, tradicionalmente asociado a los mercados emergentes por su inestabilidad e incertidumbre, impacta ahora de lleno en los refugios de los gigantes del retail. Con la amenaza sobre el aprovisionamiento casi superada a medida que China deja atrás lo peor de la crisis del coronavirus, llega ahora el gran impacto para las cuentas del sector: el golpe en sus mayores mercados.

 

Italia ya ha procedido al cierre de todos los establecimientos del país para contener la expansión del coronavirus, excluyendo aquellos que atienden necesidades básicas como farmacias, supermercados y tiendas de alimentación, así como quioscos, estancos y gasolineras. Medida que afecta directamente a la moda y supone un riesgo mayor si se transmite al resto de países, ya que, a pesar de ser un sector globalizado, la moda continúa dependiendo de los mercados maduros.

 

Europa es el mercado natural para gigantes como Inditex, LVMH, H&M o Adidas, que tienen su sede en el continente. El lujo concentra en Europa el grueso de su negocio. Los tres principales grupos de lujo, LVMH, Kering y Richemont, cuenta con más de 2.000 puntos de venta, y una facturación de más de 16.000 millones de euros.

 

 

 

 

En concreto, LVMH, mayor conglomerado de lujo del mundo, factura 10.203 millones de euros en la región, lo que supone el 19% de la facturación global del grupo. La red comercial del grupo en la región alcanza los 1.177 establecimientos propios.

 

Para Kering, por su parte, Europa representa el 33% de sus ventas, donde cuenta con una red de 362 establecimientos que gestiona de manera directa, mientras que el tercer mayor grupo de lujo del mundo, Richemont, tienen en Europa el 29,4% de su negocio.

 

Europa también es el reino para la gran distribución. De los cuatro principales operadores del mundo, dos son europeos: Inditex y H&M. Para Gap y Uniqlo, el mercado europeo no tiene gran peso sobre el total de sus ventas, aunque los planes del grupo japonés pasan por ampliar su presencia en la región.

 

En concreto, Uniqlo opera con cien establecimientos repartidos por toda Europa, donde concentra el 40% de sus ventas. Gap, por su parte, sólo cuenta con 155 tiendas en la región, que copa el 4% del total de sus ventas.

 

El deporte también tiene en Europa una de sus principales fuentes de ingresos. La facturación de Adidas en la región supone el 25,6% de las ventas totales del grupo, mientras que para Nike también supone el 25% del total. Las estadounidenses VF y Levi Strauss, por su parte, concentran en Europa el 41% y el 30% de sus ventas en la región.

 

 

 

 

Italia es, hasta ahora, la región europea más afectada por la pandemia. El número de victimas mortales asciende ya a cerca de 820 personas, y los contagios superan los 2.100. Además de proceder al cierre de todas las tiendas, el Gobierno italiano aprobó ayer destinar fondos de hasta 25.000 millones de euros para hacer frente a las consecuencias de la crisis.

 

Para la mayoría de retailers, Italia es uno de sus principales mercados. Inditex cuenta en el país transalpino con 390 establecimientos. El grueso de ellos, 101 tiendas, corresponden a Zara. El segundo concepto del grupo con mayor presencia en el país es Stradivarius, con 84 tiendas, seguido por Bershka, que cuenta con 67 puntos de venta en Italia. Oysho, Zara Home y Pull&Bear operan en el país con 41, 33 y 8 tiendas, respectivamente.

 

H&M, por su parte, cuenta con 181 tiendas en el mercado y facturó 8.401 millones de coronas en el país (782 millones de euros) el año pasado, situándose como su sexto mayor mercado, que concentra el 3,6% de sus ventas.

 

Italia es también un mercado clave para Primark. La cadena de moda low cost desembarcó en el país en 2016 y actualmente cuenta con cinco tiendas en el mercado italiano, mientras que Fast Retailing opera con una tienda de Uniqlo en el mercado italiano.

La nueva medida impuesta por el gobierno italiano también afecta directamente al principal grupo de grandes almacenes del país, Coin. La empresa, que hace un año pasó a manos de Centenary, concentra en Italia sus 290 establecimientos, que facturan 4.500 millones de euros.

 

 

 

 

El mayor mercado europeo también ha tomado medidas ante el coronavirus. En la jornada de ayer, el número de contagiados en Alemania se elevaba a 1903 personas y tres fallecidos. Como medida ante la crisis, el país ha recomendado que se cancelen todos los actos públicos de mas de mil personas. El país se encuentra en una situación similar a la de España y Francia, y una semana por detrás de Italia.

 

De extenderse la pandemia, en Alemania la moda también podría ser uno de los principales afectados. El país es el mayor mercado para el gigante sueco H&M, donde cuneta con una red de 468 establecimientos y una facturación de 32.367 millones de coronas suecas (3.012 millones de euros), que suponen el 15,3% del total de las ventas del grupo.

 

Para Fast Retailing, el país germánico es su tercer mayor mercado en Europa, con nueve establecimientos, mientras que Inditex concentra 134 establecimientos en el país, 77 de Zara, 15 de Zara Home, 17 de Massimo Dutti y 14 de Bershka.  

 

Además, otros de los grandes retailers de Alemania son los grandes almacenes Kaufhof. El grupo, propiedad del gigante canadiense Hudson’s Bay, selló el año pasado una joint venture con los almacenes austriacos Kastadt, propiedad del grupo Signa, y crearon un gigante de 5.000 millones de euros y 243 establecimientos.

 

 

 

 

En Francia, por su parte, el coronavirus ha dejado por ahora 1.787 contagiados y 48 fallecidos. El gobierno galo también se ha sumado a la recomendación de prohibir reuniones de más de mil personas. El país, que fue el primer afectado por el Covid-19 en Europa, también ve amenazas las elecciones municipales, que por ahora, no han sido canceladas.

 

El país es la cuna de los dos gigantes del lujo, LVMH y Kering, además de uno de los mayores mercados para la moda en Europa. El conglomerado de Bernard Arnault factura el 19% de sus ventas en su mercado local, mientras que para Kering también supone un alto porcentaje en su facturación.

 

La gran distribución también concentra en Francia gran parte de su negocio. Inditex cuenta con 290 tiendas en el país, el grueso de ellas, 123, de Zara. Del resto de establecimientos, 22 pertenecen a Zara Home, 38 a Pull&Bear, 19 a Massimo Dutti, 52 a Bershka, 24 a Stradivarius y 12 a Oysho.

H&M, por su parte, concentra en Francia el 5,3% de sus ventas, donde cuenta con 237 establecimientos, mientras que para Uniqlo, el mercado galo es su mayor territorio en

Europa, con veinticuatro puntos de venta. En el caso de Primark, el grupo tiene quince establecimientos repartidos por el país.

 

En paralelo, las 290 tiendas del grupo de grandes almacenes Galeries Lafayette también se podrían ver afectadas ante la amenaza de contagio de coronavirus y el riesgo de su propagación por el país. La empresa, la mayor de su segmento en Francia, factura 4.500 millones de euros al año.

 

 

 

 

El coronavirus también ha llegado a Reino Unido, aunque el riesgo se sitúa por debajo del de otros países de Europa. El país británico contabiliza por ahora 459 contagios, el menor número en Europa, y ocho fallecimientos. De la misma manera que Alemania y Francia, las medidas provisionales del gobierno pasan únicamente por la recomendación de evitar reuniones de más de mil personas y la cancelación de actos multitudinarios.

 

Los grandes retailers también cuentan en el país como uno de sus mayores principales mercados de consumo. Inditex concentra 108 establecimientos en la región: 62 de Zara, 12 de Zara Home, 8 de Pull&Bear, trece de Massimo Dutti, seis de Bershka y seis de Stradivarius.

 

Para H&M, Reino Unido es uno de sus mayores mercados, donde concentra el 6,5% de sus ventas y 304 establecimientos, mientras que Fast Reatiling opera con trece tiendas de Uniqlo en la región.

 

El país también es el principal mercado para Reino Unido por número de tiendas, donde concentra 189 establecimientos. En paralelo, uno de los grandes almacenes del mundo también es originario de Reino Unido. Marks&Spencer cuenta con 428 tiendas en el país y una facturación de 3.500 millones de libras (3.990 millones de euros).

 

 

 

 

En España, el coronavirus marca la actualidad. Ayer, el país contabilizaba 2.968 infectados y 84 fallecidos, similar a la situación de Italia de hace una semana. De hecho, algunas comunidades como Madrid, La Rioja, Galicia, País Vasco y Cataluña han procedido al cierre de escuelas y cancelación de grandes actos.

 

De continuar la situación, España se vería abocada a tomar medidas similares a las de Italia, como el cierre de todo comercio minorista. De llevarse a cabo esta medida, la moda, como en otros países, sería uno de los principales afectados. En concreto, Inditex, que cuenta en su mercado local con 1.635 establecimientos.

 

Para H&M, España también es uno de sus principales mercados, donde concentra el 3,5% de su facturación con 172 tiendas. Uniqlo y Primark, por su parte, contabilizan en el país cuatro y 46 establecimientos, respectivamente. Para El Corte Inglés, tercer mayor grupo de grandes almacenes en el mundo, el cierre de tiendas supondría paralizar la actividad de 91 centros.

 

Al otro lado del charco, Estados Unidos ya ha tomado medidas ante el coronavirus, aunque se encuentra a una semana de riesgo de Europa. Después de que el presidente Donald Trump rebajara la importancia del Covid-19, el miércoles dio marcha atrás y anunció la suspensión de “todos los viajes desde Europa” a Estados Unidos durante los próximos treinta días. Por ahora, el país contabiliza 696 casos y veinticinco fallecidos.

 

 

 

 

La primera potencia mundial es también el mayor mercado para la moda. El lujo concentra gran parte de su facturación en el país, con LVMH, que concentra el 24% de su facturación en el país, y Kering a la cabeza. Para Richemont, por su parte, Estados Unidos representa el 15% de los ingresos.

 

El país es cuna y reino de Gap, donde factura 13.340 millones de dólares (11.795 millones de euros), el 80% de sus ventas y con 2.938 establecimientos. Para VF y Levi’s su mercado local representa el 58% y el 53% de su facturación, mientras que L Brands concentra 2.717 establecimientos.

 

Estados Unidos también es la cuna de otros dos pesos pesados: Nike y Macy’s. Los mayores grandes almacenes del mundo facturan 24.560 millones de dólares (21.717 millones de euros) en el país, con 795 tiendas. Para Nike, su negocio en Estados Unidos supone el 40% de las ventas y su competidor, Adidas, ha ido ganando poco a poco posiciones en el país, donde concentra el 22% de su negocio.

 

Aunque fue uno de sus primeros destinos internacionales, Inditex, cuenta con una presencia más reducida en el país norteamericano, con 102 establecimientos, 98 de ellos de Zara y el resto de Massimo Dutti y Bershka.

 

H&M, por su parte, concentra en el mercado norteamericano el 11,7% de sus ventas, con 578 puntos de venta, mientras que Fast Retailing opera en Estados Unidos con 51 establecimientos, lo que le convierte en uno de sus p

Publicidad
Comentar
Compartir
...