Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

03 Dic 202105:28

¿Relocalización? China recupera el oro y aleja a Turquía en el podio de proveedores

Después de un año de cambios, el status quo parece haberse vuelto a imponer en el aprovisionamiento de moda: las importaciones superan los niveles prepandemia por primera vez y la lista de proveedores regresa a la normalidad.

23 Nov 2021 — 05:00
Iria P. Gestal
Compartir
Me interesa

¿Relocalización? China recupera el oro y aleja a Turquía en el podio de proveedores

 

 

La moda empieza a pasar página del shock del sourcing. Pese a que septiembre fue el mes en que las fábricas de China cerraron por la crisis energética y el crack del sourcing pareció tocar techo, el gigante asiático recupera el oro de la producción española de moda. Lo que parecía la nueva promesa del sector, la producción en proximidad, pierde fuelle, y Turquía y Marruecos recuperan sus posiciones tradicionales en el ránking de proveedores.

 

En septiembre, según los últimos datos publicados ayer por Icex España Exportación e Inversiones, España compró a China ropa por valor de 318,5 millones de euros. Las importaciones a Bangladesh se situaron en 263,5 millones de euros, mientras que Turquía completa el podio con 244,8 millones de euros.

 

A la espera de ver si la tendencia se mantiene, este no es el único síntoma del regreso a la normalidad. Pese a que la subida de precios de la energía, las disrupciones en los puertos y la escalada de costes logísticos continúan copando las portadas de los periódicos, en septiembre, las importaciones de moda superaron por primera vez los datos prepandemia, con un leve repunte del 1,8% respecto a 2019.

 

Esta moderada subida apenas cambia el acumulado del año, que continúa un 14% por debajo de los datos de 2019, pero es un primer motivo de optimismo. A escala global, otros indicadores también parecen haber comenzado a virar la curva: el Baltic Exchange Dry Index, de referencia para los fletes marítimos a granel, se ha desplomado un 60% desde su máximo de octubre, y el índice de precios de contenedores Drewry también parece haber superado su pico.

 

 

Evolución durante el año


La pandemia, primero, y la ruptura de la cadena de valor, después, supusieron una revolución en el mapa del sourcing. Las importaciones se desplomaron y las compras se reorientaron hacia países más próximos y flexibles como Turquía, Marruecos y Portugal.

En febrero de este año, cuando los precios de producción en China marcaban máximos históricos, el gigante asiático perdió el oro entre los mayores proveedores de ropa de España en favor de Bangladesh. Turquía y Marruecos ocupaban las siguientes posiciones.

 

 

 

 

En abril, se produjo un nuevo sorpasso, con un ránking nunca antes visto en las importaciones: Bangladesh en primera posición; Turquía en la plata; Marruecos en la tercera plaza y China por primera vez fuera del podio.

 

La fábrica del mundo volvió a entrar en el top tres en junio, pero un mes después, cuando los principales puertos en China habían vuelto a cerrar por el repunte de casos de Covid-19, se produjo una nueva sorpresa: Turquía, el principal polo de aprovisionamiento en proximidad de Europa, se colocó por primera vez como el mayor proveedor de ropa de España.

 

En agosto, China recuperó la primera posición y Bangladesh, que se había mantenido entre el primer y el segundo puesto durante todo el año, bajó a la tercera. Tras este año de vértigo, en septiembre, el dibujo es el mismo que antes del Covid-19: China en primer lugar, Bangladesh en el segundo y Turquía y Marruecos en el tercer y cuarto puesto, respectivamente.

 

 

Publicidad
Comentar
Compartir
...