Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

20 May 201815:59

h Entorno

Más empleo, pero menos ‘bolsillo’ para comprar: los salarios le ponen la zancadilla al consumo

En los últimos dos años, el número medio de afiliados a la Seguridad Social se ha incrementado un 7,3% en España. Sin embargo, el salario medio mensual de los trabajadores del país ha retrocedido y lleva estancado en torno a los 1.800 euros desde el inicio de la crisis económica.

09 May 2018 — 04:40
L. Molina
Compartir
Me interesa

Más empleo, pero menos ‘bolsillo’ para comprar: los salarios le ponen la zancadilla al consumo

 

 

Empleo al alza en España, pero con salarios congelados. El número medio de afiliados a la Seguridad Social en el país acumula una subida del 7,3% en los últimos dos años, hasta 17,17 millones de trabajadores, mientras que el salario medio mensual de los españoles ha retrocedido ligeramente en el último ejercicio y lleva estancando en torno a los 1.800 euros desde el inicio de la crisis económica. El estancamiento de los salarios, unido al avance ininterrumpido de los precios al consumo, está contribuyendo a lastrar las compras de moda.

 

La pérdida de poder adquisitivo de los habitantes del país contrasta no sólo con el buen hacer del empleo, sino también con el de otros indicadores macroeconómicos. El Producto Interior Bruto (PIB) español anotó un alza del 3,1% en 2017, encadenando cuatro años consecutivos en ascenso.

 

En este contexto, el consumo en España le está dando la espalda al crecimiento económico, algo que comienza a preocupar a las administraciones públicas. El último informe macroeconómico del Observatorio Económico de Andalucía (OEA) alertaba que el estancamiento de los salarios y la incapacidad de ahorro de las familias andaluzas provocarán un menor consumo, que conllevará que el crecimiento de la economía de la región se ralentice este año. En concreto, el organismo prevé que el PIB de esta comunidad autónoma se eleve un 2,7%, tres décimas menos que en 2017.

 

 

 

 

Salarios estancados, pero precios alzando el vuelo

La brecha ente el aumento de la facturación de las empresas españolas y los salarios de los trabajadores del país se está ensanchando. El Índice de Cifra de Negocios Empresarial (Icne) anotó un alza del 4,5% en 2017ocho décimas superior al repunte marcado en 2016. El negocio del conjunto del tejido empresarial español ha acelerado paulatinamente su crecimiento desde 2015.

 

El Índice de Precios de Consumo (IPC), por su parte, crece de forma ininterrumpida desde septiembre de 2016 y, desde diciembre de ese año, crece a tasas interanuales por encima del 1%. Los ascensos más fuertes del IPC tuvieron lugar en enero, febrero, marzo y abril de 2017, con alzas que oscilaron entre el 2,3% y el 3%.

 

Por otra parte, la retribución del ciudadano español ha bajado una marcha. En 2016, el salario medio mensual en términos brutos en el país se situó en 1.878,1 euros, un 0,8% menos que en el año anterior. Entre 2011 y 2015, los ingresos de los habitantes del país crecieron, aunque a ritmos muy bajos, que oscilaron entre el 0,2% y el 0,7%, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE.

 

Del mismo modo, la retribución media anual también avanza de forma más modesta a los ingresos empresariales y el IPC. En 2015, el salario bruto de un español medio fue de 23.106 euros, un 1,1% más que en el año anterior, según los últimos datos disponibles de la Encuesta Anual de Estructura Salarial del INE.

 

 

La moda pierde cancha en la cesta de las familias

La moda está siendo una de las categorías más penalizadas por el consumo. Las ventas del comercio de moda en España cerraron 2017 en plano y, en el primer trimestre de 2018, acumulan un descenso del 5,7%, según datos de la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex).

 

Los datos de Acotex se asemejan a los de la empresa de estudios de mercado Kantar Worldpanel. Según datos de esta compañía, las ventas de moda en España crecieron un 0,4% en 2017. Un año antes, el sector redujo su facturación un 9%. El gasto medio por individuo, según Kantar, fue de 594 euros, diez euros más que en 2016, aunque por debajo de los 639 euros de 2015.

 

En paralelo, el peso de la ropa y el calzado en el presupuesto de los hogares españoles también ha ido a la baja. En 2016, las familias del país gastaron 1.429 euros de media en estas categorías, un 5,07% de su gasto total anual, frente al 6,8% que representaba en 2006, según datos de la Encuesta de Presupuestos Familiares del INE. En 2015, el peso fue del 5,74%.

 

 

 

 

Pese a que en términos absolutos el gasto medio en moda está inmerso en una lenta recuperación desde 2014, el peso de esta partida sobre el total del presupuesto familiar no sólo no ha conseguido recuperar el terreno perdido durante los años de crisis económica en el país, sino que ha seguido perdiendo importancia en el gasto de los hogares.

 

El importe destinado por los hogares españoles a la compra de ropa y calzado está por detrás del que destinan a otras actividades como los hoteles, cafés y restaurante, donde el gasto roza los 2.550 euros al año, y el ocio, los espectáculos y la cultura, donde se destinan casi 1.600 euros.

 

 

Un horizonte económico más sombrío

En línea con lo que apunta el Observatorio Económico de Andalucía (OEA), otros organismos públicos también detectan una ralentización del crecimiento económico en los distintos territorios del estado español. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) estima en su Informe sobre las Previsiones Macroeconómicas del Presupuesto 2018 de las Comunidades Autónomas una desaceleración en la mayoría de regiones.

 

Por ejemplo, el PIB de la Comunidad de Madrid se elevará un 3% en 2018, cuatro décimas menos que el año pasado, mientras que la economía valenciana crecerá un 3,1%, una décima menos. El PIB de País Vasco, por su parte, aumentará un 2,4%, frente al alza del 3,1% de 2017 que recogió el INE.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...