Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

14 Abr 202104:14

Marián Cano (Fice): “Los aranceles con los que amenaza Estados Unidos son inasumibles”

La presidenta de la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (Avecal) lidera también de forma interina la Federación nacional tras la salida el año pasado de José Monzonís.

08 Abr 2021 — 04:50
I. P. Gestal
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa
Marián Cano (Fice): “Los aranceles con los que amenaza Estados Unidos son inasumibles”

 

 

Llueve sobre mojado en la industria española del calzado. Al duro impacto que ha supuesto la pandemia se suma ahora la amenaza de Estados Unidos de duplicar los aranceles a las importaciones. Entre los sectores en la lista provisional del Gobierno de Joe Biden, que tomaría la medida en respuesta a la tasa Google, se encuentran distintos tipos de calzado, además de bolsos, sombreros y otros artículos de piel. Marián Cano, presidenta de la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (Avecal) y presidenta interina de la Federación de Industrias del Calzado Español (Fice) desde el año pasado, califica la medida de “inasumible” para un sector que ha sufrido especialmente la falta de vida social, que no puede cambiar rápidamente su producción para pasar de hacer tacón a sneakers y que, además, también se ha quedado fuera de la lista de ayudas del Gobierno.

 

 

Pregunta: ¿Qué supondría si EEUU sigue adelante con la subida a los aranceles al calzado?

 

Respuesta: Estados Unidos es uno de esos mercados que parece que tienen ya una fecha clara en el horizonte para terminar con la vacunación, por lo que se esperaba un segundo semestre con un efecto rebote. Es un país en el que el año pasado sufrimos un fuerte descenso en las exportaciones y estábamos esperando esa reactivación. Si ahora tenemos que asumir esta propuesta supondría perder muchísima competitividad en ese mercado, y en muchas ocasiones quedarte fuera. Es el cuarto destino de las exportaciones.

 

 

P.: Y además es el que compra más caro…

 

R.: Efectivamente, es uno de los países con precio medio más elevado por par y el más alto entre los cinco mayores mercados. Además, es nuestro primer mercado extracomunitario, con lo que eso supone para las estrategias de diversificación… Es un mercado en el que muchas empresas tenían la vista puesta para introducirse. Si sale adelante esta subida de aranceles, es inasumible. Ya no sólo para vender nuestras marcas, sino por la potencia del clústers que tenemos aquí. Hay operadores americanos que fabrican aquí precisamente por esa estructura y nuestro saber hacer, pero si tuvieran que asumir un arancel mucho mayor podrían replanteárselo.

 

 

P.: ¿Hay algún precedente de una medida así?

 

R.: Recientemente se han tomado medidas en sectores como la aceituna, el vino o el queso. Hay precedentes y por eso estamos más preocupados. Hasta ahora no se han adoptado medidas sobre el calzado, pero otras industrias sí que se han visto afectadas.

 

 

P.: ¿Se está trabajando con otros países afectados, como Italia?

 

R.: Estamos trabajando de manera conjunta a través de la Confederación Europea de Calzado (CEC). Es algo que nos afecta a todos. La CEC está en interlocución directa tanto con los organismos de la Comisión Europea como con representantes de Estados Unidos. Porque si esto sale adelante, perdemos todos.

 

 

 

 

 

 

P.: ¿Qué puede hacer la Unión Europea?

 

R.: Esto es una respuesta a una situación de tensiones comerciales, así que lo que necesitamos es que se tenga en cuenta cuál es el efecto que puede tener, cuál es nuestra situación y el daño que puede causar en un sector que dinamiza mucho determinados territorios en España y que puede tener impacto en empresas y empleo.

 

P.: ¿Tras la pandemia, el sector será menos global?

 

R.: El sector hizo grandes apuestas por ser un sector global: marca, diseño, moda y, por supuesto, apuesta por la internacionalización. Aun así, es cierto que a raíz del auge de la sostenibilidad y las disrupciones del Covid-19 pueden producirse algunos movimientos. Quiero pensar que dentro del giro que todas las empresas tienen en el horizonte hacia la sostenibilidad habrá oportunidades para una producción más en proximidad y sostenible, pero no creo que termine con la globalización. Porque eso también nos permite tener marcas globales con presencia en todo el mundo. Habrá otra manera de trabajar, pero seguiremos pensando en global.

 

 

P.: El sector ha sido el más golpeado en los indicadores de producción y empleo. ¿Por qué?

 

R.: Ha sido el mayor descenso de la serie histórica. Una parte se debe a que las limitaciones a la vida social y el descenso del consumo de moda nos están afectando mucho. Además, el producto que más exportamos es el calzado de piel de señora. Tenemos zonas en España muy especializadas en calzado de vestir y de ocasión, que es el que más se ha resentido, y en nuestro caso no es tan sencillo cambiar rápidamente de tipo de oferta.

 

 

 

 

 

 

P.: Pero aun así el sector no está en la lista de ayudas del Gobierno…

 

R.: Sorprendentemente, nos quedamos fuera de esas ayudas, que van a ser imprescindibles. Se nos ha trasladado que uno de los elementos ha sido el número de personas en expediente de regulación temporal de empleo (Erte). En el calzado, hace años que patronal y sindicatos trabajamos juntos para que la figura del fijo discontinuo fuera un contrato de uso recurrente en el sector, por lo que no tenemos tantos afectados por los Erte. Lo que hay que evaluar es si esos fijos discontinuos son comparables con otros años.

 

 

P.: ¿La recuperación será también más rápida?

 

R.: No será inmediata. Confiamos en que el rebote lo viva el comercio a finales de este año, pero las marcas han ido guardando stock, así que esa recuperación tardará en llegar a la industria. Habrá sectores que en facturación habrán sufrido más que nosotros, pero también es cierto que algunos la recuperarán toda en cuanto se produzca la recuperación, y nosotros no.

 

P.: En la confección, compañías como Italco han estado a punto de cerrar. ¿Se han visto ya cierres en el calzado también?

 

R.: Para la situación que hay, de momento no tenemos noticias alarmantes, pero evidentemente el problema es que no terminamos de ver cuándo se va a recuperar la situación. El problema va a ser que las empresas vayan a tener solvencia.

 

P.: ¿La crisis presionará todavía más a la baja los precios?

 

R.: Nuestro fuerte es el calzado de nivel medio, medio-alto, porque no podemos entrar en la guerra de precios de otros países. Si a los valores añadidos que llevamos trabajando todos estos años sumamos la sostenibilidad, el consumidor también tiene que ser consciente y entrar a poner en valor ese esfuerzo.

Publicidad
Comentar
Compartir
...