Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

03 Ago 202011:25

Márgenes: a la baja mientras dure la crisis

13 Abr 2012 — 04:58
Silvia Riera
Compartir
Me interesa

Mientras el entorno socioeconómico en España continúe siendo complicado, se gastará menos en moda. En consecuencia, los precios irán a la baja y, sin duda, esto repercutirá en los márgenes. Así se sintetiza lo indicado ayer Rosa Pilar López, directora del área de moda de Kantar Worldpanel, empresa de estudios de mercado, durante una conferencia organizada por la Agrupación Española del Género de Punto (Aegp).

 

Según la directiva de Kantar Worldpanel, el de la moda es un sector muy sensible al poder adquisitivo del consumidor, que continuará reajustando a la baja el presupuesto que destina a las prendas de vestir y que ha modificado sus hábitos de consumo: alarga la vida de las prendas y busca el precio y la promoción.

 

Fruto de esta realidad, López señaló que son las cadenas las que hoy son motor del sector, con casi un 40% de la cuota de mercado de la distribución de moda. Este modelo de negocio ofrece precio, diseño, moda casual y de tendencia, y cuenta con una correcta estrategia offline y online.

 

En un entorno marcado por el envejecimiento de la población, el alto desempleo y el decrecimiento, López indicó dos claves para ganar competitividad: buscar nichos y conocer más al consumidor. En este último aspecto juegan un papel clave Internet y las nuevas fórmulas de comunicación, que facilitan crear vínculos emocionales con el consumidor e interaccionar con él.

 

2011, año de estabilización

 Según el último estudio de Kantar Worldpanel, en 2011 se percibieron signos de estabilización en el negocio de la moda en España. Se vendieron 1.162 millones de prendas, un 0,7% más que en el año anterior, por valor de 15.714 millones de euros, un 0,3% más que un año atrás. López indicó en este sentido que este aumento se debe al gran consumo y a la actividad de las cadenas low cost. Por otro lado, el sector del lujo creció el año pasado un 25% con respecto a 2010. “Nos vamos a los extremos”, aseguró.

 

La directora de Kantar subrayó que la facturación del sector ha retrocedido a los niveles del año 2000. Respecto a diez años atrás, las ventas en moda han caído un 14%, mientras el consumo medio de prendas al año se mantiene. En el año 2000, la compra media de una persona era de 26,8 prendas al año y la de 2010 fue de 25,6 prendas al año. El pico de consumo lo encontramos en el año 2005 (que coincidió con la liberalización del comercio textil), con 30,5 prendas de media por persona y año. En paralelo a ello, la inflación acumulada en estos diez años es del 34%.

 

Y las perspectivas de futuro indican que esta tendencia se mantiene. Según las estimaciones de Kantar, de cada cien euros que se gastan, en textil se destinaron 18,4 euros en 2008 y 16,9 euros tres años después. Según López, “el consumidor tiene el mismo dinero o menos en el bolsillo y debe distribuirlo de manera diferente”. Señaló que el 56,7% de los consumidores asegura que la moda no es una prioridad; el 41,8% afirma que cada vez destina menos presupuesto a la compra de ropa, y el 27% dice que con la crisis ha dejado de comprar ropa. Por otro lado, el dato positivo es que un 17% asegura que para él es importante ir a la moda.

 

Aumenta el número de personas que asegura que a la hora de comprar siempre compara precios entre las tiendas. Si en 2010 representaban un porcentaje del 56,8%; en 2011 ascendió a un 69,5%. “Se va más de shopping, pero se compra menos”, afirmó López. En este sentido, el consumidor compra cada vez más prendas rebajadas, ya sea en periodo de rebajas o no. En 2011, el 43,2% de las ventas fueron de artículos con descuento.

 

El consumidor opta también por las cadenas de moda low cost, que suman ya ocho millones de consumidores. Si en 2008, tenían una cuota del 1,3% en el total de ventas de moda; en 2011 el porcentaje fue del 3,1%.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...