Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Nov 201721:14

h Entorno

Made in Spain: en la fábrica de Lenita & XTG, Dándara y Mascaró

03 Feb 2014 — 04:45
S. Riera/ C. Pareja/ S. García
Especiales relacionados
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

 

Lenita & XTGDándara y Mascaró son tres empresas que están produciendo sus colecciones en España. El grupo de íntimo y baño ha trasladado más de la mitad de sus producción a España en los últimos dos años; la compañía de moda ha traído el 90%, y la de calzado mantiene su producción en el país desde 1918. Las tres empresas consideran que ventajas como la rapidez, el control directo de la calidad o las series cortas compensan un coste de producción algo más elevado que en otros países con mano de obra más barata.

 

La reindustrialización a pequeña escala empieza a ser una realidad, aunque es un proceso lento y del que se encuentran sólo ejemplos puntuales. La tendencia a traer la fabricación a España desde China está en una fase todavía incipiente, aunque existen empresas como Lenita & XTG y Dándara que ya han dado el paso y que se reafirman en él con planes a corto plazo para incrementar la producción en el país. FlorentinoPunto Blanco o Marie Claire son otras empresas que siguen produciendo la mayor parte de sus colecciones en España.

 

En la industria del calzado, la deslocalización no fue tan fuerte como en la confección. La complejidad de la fabricación del calzado provocó que muchas de las empresas del sector mantuvieran la producción en el mercado español, ya sea en fábricas propias o en talleres externos. WondersSendra BootsRebeca Sanver o Paco Herrero son algunas de las enseñas que llevan el Made in Spain a todo el mundo. En el caso del grupo Mascaró, la empresa continúa produciendo sus colecciones en la localidad menorquina de Ferreries, sede de la empresa desde hace casi un siglo.

 

Las fábricas españolas de la moda protagonizan la décima y última entrega de la serie especial Made in Spain, patrocinada por Marcelo Vilá. Las compañías que han traído de China su producción aseguran haberlo hecho por el incremento de los costes laborales en el gigante asiático. Aun así, una vez asentada la fabricación en casa, los directivos aseguran beneficiarse de más ventajas. El principal inconveniente es la falta de determinados proveedores, como consecuencia del importante desmantelamiento que sufrió la industria del sector en los últimos quince años.

 

 

Lenita & XTG trae de vuelta el baño y el sport

La empresa española Lenita & XTG, especializada en íntimo y baño, hace un par de años decidió volver a producir en España ante el encarecimiento de los costes en China, donde antes producían el grueso de sus colecciones. “La subida en los últimos años del coste de los salarios de los trabajadores del sector en China, los aranceles, la inestabilidad del yuan al cambio y asumir el plus del transporte provocaron que la rentabilidad no fuera tan alta como antaño”, ha explicado la fundadora de la compañía, Lenita Burman.

 

Lenita & XTG fabrica ya en España todo el baño y parte de la colección de sport, lo que supone más de la mitad del total de su producción. La compañía trabaja con dos proveedores en España, en Canarias y Cataluña, otros dos en Portugal y Turquía, y un quinto en China, donde mantiene la producción de íntimo masculino. El año que viene, la empresa quiere traer a España toda la fabricación de artículos de nylon y toda la colección sport, y en dos años, también la producción de íntimo.

 

La empresaria ha señalado que la principal ventaja de volver a producir en el país “es la posibilidad de producir tiradas más ajustadas a las ventas y contar con un tiempo de reacción preciso ante las tendencias”. Burman ha asegurado que, desde que tiene una red de tiendas propias, necesita actualizar las colecciones de manera periódica y hacer pequeños tests de producto. La fundadora de Lenita & XTG ha recordado que China no acepta trabajar con pedidos pequeños y con plazos de fabricación cortos, además de pedir pagos por adelantado.

 

La producción en España puede llegar a encarecer las prendas de la empresa una media del 10% o 15%. A pesar de ello, Burman considera que “ganamos en otras muchas cosas”. La principal desventaja de fabricar en España no es el precio, sino que la deslocalización de la producción de los últimos años ha causado vacíos en la cadena de valor y se hace difícil encontrar proveedores. En este sentido, la empresaria ha explicado que en Portugal están mejor preparados que en España para atraer la industria textil.

 

 

Dándara, un millón de prendas anuales en talleres españoles

Dándara trajo su producción a España hace tres años ante el incremento de los precios en China. La compañía tuvo en consideración una demanda de productos locales por parte del público español, además de la agilidad. El 90% de su producción  ya se realiza en España, en talleres de Castilla-La Mancha, Andalucía y en localidades cercanas a Madrid. Tan solo un 10% de sus colecciones continúa realizándose en China.

 

La compañía madrileña, con sede en Carabanchel, produce tres líneas diferentes, una para el canal multimarca, otra para su red de tiendas y una tercera de marca blanca. “Hemos aumentado la producción anual hasta casi el millón de prendas y hemos aumentado la contratación de talleres”, ha explicado el director de DándaraÁngel Burgueño. “Ha costado mucho reactivar estos talleres, ya que la industria [en España] lleva dormida muchos años”, ha señalado el directivo.

 

Las ventajas de producir en España son el control directo sobre la producción y la agilidad para responder a la demanda, según Burgueño. El director general de la empresa ha subrayado que el incremento de los costes no es tan elevado como puede pensarse. “Producir en España es entre un 10% y un 20% más caro que en China”, ha señalado el directivo. Es el coste de ser más ágil, ha explicado Burgueño.

 

Por otro lado, el Made in Spain está muy bien visto en mercados como el latinoamericano y el árabe. En cuanto al consumidor nacional, Burgueño ha asegurado que cada vez valora más los artículos que se han fabricado en España. “El público final empieza a tener la necesidad de proteger a su país, sus puestos de trabajo y su industria”, ha asegurado el directivo.

 

El objetivo de la empresa es continuar en la misma línea e invertir en plantilla y en infraestructuras. La empresa mantiene en Asia la producción de complementos y pañuelos, punto básico y prendas de abrigo.

 

 

Mascaró, fieles a Ferreries desde 1918

El grupo Mascaró continúa produciendo la mayor parte de sus colecciones de calzado en la localidad menorquina de Ferreries. Hace dos años, la compañía, propietaria de las marcas MascaróÚrsula MascaróPretty Ballerinas yLoafers, amplió la superficie de la planta un 25%.  Julio de Olives, director general del grupo ha explicado que se invirtió en incrementar la dimensión de la fábrica ante el incremento de la producción de Pretty Ballerinas.

 

Además de la planta en Ferreries, la empresa trabaja con cuatro talleres en Menorca, que producen en exclusiva para Mascaró, y cuenta con un taller propio en la localidad alicantina de Elda. De Olives ha asegurado que la compañía continuará produciendo en España tal y como viene haciendo desde hace casi un siglo. En total, el grupo involucra cerca de 300 empleados en la fabricación de sus colecciones, 180 de los cuales trabajan en la fábrica de Ferreries.

 

El directivo ha asegurado que fabricar en casa es “nuestra fuerza”. “Mascaró hace muchos modelos de pocos pares, a diferencia de otras empresas de calzado, como Camper, que hacen muchos pares de un mismo modelo”, ha explicado De Olives. En este sentido, el director general de la empresa ha subrayado que sólo en Pretty Ballerinas trabajan con doce hormas y una variación infinita de modelos.

 

La empresa produce entre 550.000 y 600.000 pares al año, el 60% de los cuales son de Pretty Ballerinas, el 30% Mascaró, el 15% Úrsula Mascaró y el 5% restante, Loafers. Todas sus enseñas llevan el sello Made in Spain, aunque De Olives ha señalado que la empresa trata incluso de potenciar el Made in Menorca para transmitir a las marcas del grupo las características del estilo de vida al que se asocia la isla.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...