Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Oct 202111:50

Los grandes almacenes cierran casi 400 tiendas en Reino Unido desde 2016

Desde de que la cadena BHS cerrara sus puertas, Reino Unido ha perdido, en un plazo de cinco años, más de la mitad de sus grandes almacenes.

31 Ago 2021 — 12:44
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Los grandes almacenes cierran casi 400 tiendas en Reino Unido desde 2016

 

 

Reino Unido: cómo el cierre de una cadena puede afectar a un país entero. Han pasado cinco años desde que la cadena British Home Stores (BHS) bajara persiana de todos sus negocios en 2016. Desde entonces, el número de grandes almacenes en el país se ha reducido un 83%, pasando de 467 establecimientos, a 79 centros, según recoge la BBC.

 

Además de haberse visto afectado con el cierre mayoritario de sus grandes almacenes, en el último año, el país británico se ha visto perjudicado por el declive de las ventas físicas producidas por las consecuencias de la pandemia. A esto se suma el impulso del comercio online provocado por las restricciones del Covid-19, lo que ha desembocado el descenso del tráfico en las calles principales de Reino Unido.

 

Una vez cerrados, uno de los retos a los que se enfrentan los propietarios de los establecimientos es qué hacer con el espacio que dejan vacantes los grandes almacenes. Uno ejemplos es la cadena BHS: actualmente, una cuarta parte de sus antiguos establecimientos siguen vacíos.

 

 

 

 

Reino Unido albergaba 467 establecimientos ocupados por grandes almacenes hace cinco años. Ahora, únicamente siguen en uso 79 de ellos. Además, 237 de los mismos siguen en desuso y solo 52 tienen planes de alojar a nuevos inquilinos.

 

En algunas ocasiones, los vecinos del pueblo hacen donaciones a través de crowdfunding y, el Estado, destina dinero público para comprar tiendas antiguas. Esto supone una nueva oportunidad para los viejos establecimientos y la posibilidad de volver a habitarlos con nuevos inquilinos.

 

Aunque la de BHS ha sido la crisis más sonada, en los últimos años han echado también el cierre históricos como Debenhams y compañías como John Lewis o Marks&Spencer han ajustado notablemente su red de retail.

Publicidad
Comentar
Compartir
...