Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Jul 201813:56

h Entorno

Londres: Cheap and chic

11 May 2009 — 00:00
Compartir
Me interesa
Al hablar de cheap and chic no me refiero a la línea de Moschino, sino a algo más acorde con el estado actual de los bolsillos de la mayoría de los consumidores. Lo último en el mundo del prêt-à-porter ya ha sido bautizado: Recession chic.Porque se puede mantener a flote el estilo sin renunciar a los modelos de diseñador a pesar de la crisis, los grandes nombres de la moda han empezado con éxito a trabajar en nuevas colecciones de bajo coste que, en vez de presentarse en pasarelas como París, Milán o Londres, se descubren al mundo directamente en los escaparates de las tiendas.Y es que aunque no corren buenos tiempos para el mercado de lujo –el grupo Prada registró una caída de beneficios de un 22% este año- no por ello los diseñadores han renunciado a hacer caja. ¿La solución? El boom del cheap and chic.Es cierto que no es la primera vez que los diseñadores colaboran con las grandes cadenas de moda –véase la colección de Stella McCartney para H&M en 2005-. Esta vez, pero, la recesión y el temor a despilfarrar han disparado la demanda de las cada vez más numerosas colecciones de marca a bajo precio.Un ejemplo lo protagonizó la presentación el pasado 28 de abril de la colección de Barbara Hulanicki (la diseñadora de Biba) para Topshop. Una multitud se congregó ante la tienda bandera que el grupo propiedad del magnate Philip Green (íntimo amigo de Kate Moss) tiene en Oxford Circus.Algo parecido sucedió en los grandes almacenes Debenhams. El vestido con estampado de leopardo de una manga diseñado por Julien McDonald (£60/€67) no logró alcanzar las estanterías tras agotarse por internet.En el caso de la edición limitada de Matthew Williamson para H&M, la colección voló el día que aterrizó en los establecimientos británicos de la cadena hace apenas un mes, aunque habrá más. Sacad las agendas y apuntad el 14 de mayo. En una decisión inusual del grupo, ese día llegará a 1.600 tiendas de la cadena sueca de alrededor del mundo una segunda oleada de los codiciados diseños de Williamson.Harriet Quick, directora de moda del Vogue británico y artífice de la nueva sección "More Dash than Cash" (Más estilo que dinero), asegura que hoy por hoy el atractivo no se halla sólo en el nombre del diseñador. "La gente ya no compra algo sólo por la marca.Ahora somos más conscientes del dinero que gastamos y las grandes tiendas empiezan a ofrecernos cada vez más. Sacar la colección de Matthew Williamson para H&M en fases es una decisión inteligente y las colecciones de diseñadores de Topshop están pegando fuerte".La buena acogida de estas prendas muestra algo claro: con el consumismo en caída libre, las colaboraciones son la clave futura para ambos, diseñadores de lujo y cadenas de moda.Laia Jardí es periodista en Londres.
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...