Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

18 Dic 201719:27

h Entorno

Las familias de la moda

La familia Lacoste es de las últimas grandes sagas de la industria de la moda que podría estar a las puertas de perder el control de la empresa. Quedan pocas compañías en este sector que todavía permanezcan independientes y que no han dado el salto a bolsa. En el segmento del lujo, VersaceChanel o Armani son de los pocos grupos que permanecen en las mismas manos. En la gran distribución, DecathlonBestsellerC&ADeichmann o la española Mango todavía están controlados por las familias que las impulsaron. Lacoste podría dejar de estar controlada por la familia. La guerra...

24 Oct 2012 — 04:57
S. Riera
Compartir
Me interesa

La familia Lacoste es de las últimas grandes sagas de la industria de la moda que podría estar a las puertas de perder el control de la empresa. Quedan pocas compañías en este sector que todavía permanezcan independientes y que no han dado el salto a bolsa. En el segmento del lujo, Versace, Chanel o Armani son de los pocos grupos que permanecen en las mismas manos. En la gran distribución, Decathlon, Bestseller, C&A, Deichmann o la española Mango todavía están controlados por las familias que las impulsaron.

 

Lacoste podría dejar de estar controlada por la familia. La guerra en el seno familiar que desató el nombramiento de Sophie Lacoste-Dournel como nueva presidenta del grupo podría tener como consecuencia el fin de su independencia. Michel Lacoste, padre de Sophie Lacoste y ex presidente de la compañía, ha iniciado conversaciones con Devanlay, la empresa licenciataria de la enseña y propietaria del 35% del capital, para traspasarle su 30% de las acciones. De ser así, Devanlay controlaría el 65% de la empresa.

 

Son pocos los grandes grupos de la industria de la moda que continúan en manos de sus fundadores o de sus familias. En Francia, Chanel continúa en manos de la familia Wertheimer, con quienes Gabrielle Chanel se asoció para impulsar su línea de perfumes. Y en el campo del lujo, otros dos ejemplos son Versace y Armani. La primera está controlada al cien por cien por la familia del mismo nombre, aunque sigue estudiando la posibilidad de dar el salto a bolsa para financiar su crecimiento. Los hermanos Santo y Donatella Versace poseen el 30% y el 20% respectivamente del capital, y Allegra Versace, hija de Donatella, el 50% restante.

 

Armani, por su parte, continúa siendo propiedad de su fundador, el diseñador Giorgio Armani. A pesar de los rumores sobre el futuro de la compañía, el empresario no contempla la posibilidad de salir a bolsa o de dejar su empresa en manos de un socio. La única opción que baraja Armani es la creación de una institución social en la que colocar las acciones.

 

En el campo de la gran distribución, Mango permanece en manos de la familia Andic. De hecho, Jonathan Andic, hijo del fundador de la empresa, Isak Andic, acaba de ser nombrado presidente adjunto de la compañía y se incorpora en el consejo de administración. Nahman Andic, hermano de Isak y cofundador del grupo, ocupa la vicepresidencia ejecutiva. En la empresa también trabaja Judith Andic, hija también de Isak, en el departamento de diseño.

 

Decathlon, una de las mayores empresas de distribución de ropa y equipamiento deportivo, sigue en manos de las familias Leclercq y Mulliez. Al frente de la empresa están Mathieu y Olivier Leclercq, hijos del fundador Michel Leclercq. La compañía danesa Bestseller, que controla las cadenas Jack&Jones, Vero Moda y marcas como Vila y Only, permanece también bajo el control de la familia Holch Polvsen. El hijo del fundador de la empresa, Anders Holch Polvesen, es actualmente el consejero delegado de la empresa y su único accionista.

 

En el caso de la holandesa C&A, la familia Brenninkmeijer continúa al frente de la compañía, que se fundó en 1841. Los propietarios controlan el grupo de distribución de moda a través de Cofra Holding, con sede en Suiza. En cuanto a la cadena alemana de calzado low cost Deichmann, sigue liderada por Heinrich Deichmann, nieto del fundador.

 

Benetton, por su parte, regresa a manos de la familia después de salir de bolsa. La compañía italiana dejó de cotizar el pasado mayo tras 26 años. Edizione, el hólding que agrupa las inversiones de la familia Benetton, se hizo con el 95% del capital del grupo de distribución de moda. En paralelo a esta operación, Luciano Benetton, fundador de la compañía, cedió la presidencia del grupo a su hijo, Alessandro Benetton.

 

Por otro lado, empresas como Prada, Inditex o H&M son ejemplos de compañías que han dado el salto al parqué, pero la mayoría de su capital continúa en manos de las familias fundadoras, como le sucedía a Benetton cuando todavía era una empresa cotizada.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...