Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Sep 202116:56

La producción textil tropieza en julio y cae por primera vez desde febrero

La producción de prendas de vestir y de cuero y calzado continuaron al alza, aunque con subidas más moderadas porque la base comparable es más elevada, según datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística.

10 Sep 2021 — 10:31
Modaes
Compartir
Me interesa

La producción textil tropieza en julio y cae por primera vez desde febrero

 

 

La producción textil frena su recuperación. En julio, el Índice de Producción Industrial (IPI) del sector retrocedió un 4,4% interanual, la primera caída tras cuatro meses consecutivos al alza, según datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

La confección de prendas de vestir y la producción de cuero y calzado, en cambio, se mantuvieron al alza, aunque con subidas más moderadas que en los meses anteriores debido a que también la base comparable es más elevada, ya que en julio del año pasado se habían levantado la mayoría de las restricciones.

 

En concreto, el IPI de la confección subió un 10%, frente a la escalada del 75,6% del año anterior y de triple dígito en abril y mayo. El del cuero y el calzado, por su parte, rebotó un leve 3,2%, frente al alza del 29,2% de junio y del 20,1% de mayo.

 

Por grupos más concretos de actividad, la confección de prendas de vestir de punto fue el sector que peor evolucionó, con un descenso interanual del 21,7%, frente a la caída del 1% de junio. Se trata de la mayor contracción interanual desde diciembre de 2020.

 

 

 

 

Le siguió la fabricación de tejidos textiles, con un descenso del 9%, y la fabricación de otros productos textiles, que se contrajo un 7,7%. También cerró el mes a la baja, aunque con una caída más moderada, la fabricación de calzado, que se redujo un 0,5%.

 

En cambio, la confección de prendas de vestir, excepto de peletería, escaló un 12,1% en julio, una subida más moderada que los meses anteriores pero la mayor de la tabla. Por su parte, la preparación, curtido y acabado de cuero aumentó un 9,3% interanual.

 

Mientras la moda frenó drásticamente su recuperación, el IPI general se mantuvo al alza aunque con una subida muy moderada, del 0,4%. Eliminando los efectos estacionales y de calendario, el incremento fue del 3,4% respecto al mismo mes de 2020. En relación a junio, el indicador se contrajo un 1,1%.

 

Por ramas de actividad y en términos intermensuales, la confección de prendas de vestir fue el sector que peor evolucionó, con un descenso del 29,1%, pero en buena parte está motivado por la estacionalidad del sector. 

 

Elaborado mensualmente a partir de una muestra de 11.500 establecimientos industriales y 1.100 productos, el IPI es un indicador coyuntural que mide la evolución mensual de la actividad productiva de las ramas industriales, excluida la construcción. El IPI mide la evolución conjunta de la cantidad y de la calidad, eliminando la influencia de los precios.

Publicidad
Comentar
Compartir
...