Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Sep 202110:15

La producción textil se recupera y dispara un 34,2% en marzo

La subida, la primera desde diciembre del año pasado, se debe a la baja base comparable, ya que marzo fue el primer mes que se vio afectado por las restricciones al Covid-19 en España.

07 May 2021 — 10:50
Modaes
Compartir
Me interesa
La producción textil se recupera y dispara un 34,2% en marzo

 

 

La producción textil remonta en España. En marzo, el Índice de Producción Industrial (IPI) del sector repuntó un 34,2% interanual, lo que supone la mayor subida desde agosto de 1994, cuando el IPI se disparó un 69,8%.

 

El repunte se debe en gran parte a la baja base comparable, ya que el 14 de marzo de 2020 se decretó el estado de alarma en España que, si bien no paralizó la actividad industrial, sí cerró el comercio no esencial y motivó cancelaciones de pedidos en las fábricas. Con todo, el sector también ha registrado pronunciados ascensos respecto a febrero tanto en el caso del textil como en el de la confección.

 

La subida es, además la primera registrada desde el pasado diciembre, cuando el IPI del textil creció un 21,4%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). La tendencia se replica también en la confección y el cuero y el calzado.

 

La producción de prendas de vestir se disparó un 39,4%, gracias en parte a que el sector fue también uno de los más golpeados por la crisis del Covid-19 el año pasado. De hecho, el último mes que la confección había cerrado al alza fue septiembre, con un tímido repunte del 3,2%.

 

 

 

 

 

 

 

En el caso del cuero y el calzado, el IPI se disparó un 16,3%, la primera alza desde diciembre de 2019. Esta actividad fue, con diferencia, la que registró unas caídas más pronunciadas durante el año pasado, con descenso a doble dígito cada mes.

 

Por grupos más concretos de actividad, el mayor crecimiento lo registró la fabricación de tejidos textiles, que se disparó un 59,8%. Le siguen producción de prendas de vestir de punto, que se impulsó un 58,6%, y confección de prendas de vestir, excepto peletería, con un alza del 38,8%.

 

El IPI general, por su parte, anotó una subida del 15,1%, la primera desde diciembre de 2019. La variación mensual, eliminado los efectos estacionales y de calendario, fue del 0,4%. La confección fue el sector que más se incrementó en términos intermensuales, con una subida del 19,9%, seguida del textil, con un alza del 13,6%.

Publicidad
Comentar
Compartir
...